El juez cree que el exconseller de ERC Xavier Vendrell impulsaba una unidad de contraespionaje en los Mossos

Xavier Vendrell, entonces director de campaña de ERC, en una imagen de 2010.
Xavier Vendrell, entonces director de campaña de ERC, en una imagen de 2010.
TONI ALBIR / EFE

El juez que investiga el supuesto desvío de fondos para sufragar los gastos de Carles Puigdemont en Waterloo cree que exconseller de ERC Xavier Vendrell, detenido este miércoles por la Guardia Civil, impulsaba la creación de una unidad "clandestina" en los Mossos d'Esquadra sobre contraespionaje.

Así lo apunta el titular del juzgado de instrucción número 1 de Barcelona, Joaquín Aguirre, en varios autos en que autoriza a la Guardia Civil los registros de la operación Volhov que este miércoles han comportado la detención de 21 personas, entre ellas tres integrantes del "estado mayor" del procés: Vendrell, el exalto cargo de CDC David Madí y el empresario Oriol Soler.

Según el juez, Vendrell sería uno de los responsables de crear esta unidad clandestina sobre contraespionaje en los Mossos así como de desarrollar una plataforma de criptomonedas que, una vez aceptada por la Generalitat, garantizaría estabilidad y permitiría eludir el control del Estado en los movimientos de capital, para lo que podrían estar buscando el respaldo de Rusia.

A partir de las conversaciones intervenidas, el juez destaca que Vendrell, además de impulsar esta unidad clandestina en los Mossos, alardeó de que había "salvado el culo" al entonces conseller de Interior Miquel Buch, en la crisis por las cargas de la policía autonómica a independentistas en los disturbios tras la condena el 14 de octubre de 2019 a la cúpula del procés.

De hecho, según el juez, Vendrell y otro de los detenidos este miércoles, el exdirigente de CDC David Madí, se habrían reunido en 21 de octubre del pasado año, en un momento de "altísima tensión" en Cataluña tras la condena a la cúpula del procés, con el propio conseller Buch y su entonces número 2 en Interior Brauli Duart.

Tras esa reunión, según el juez, el propio Vendrell aseguró que le había "salvado el culo" a Buch, que pese a las críticas del entonces presidente Quim Torra por las cargas de los Mossos se mantuvo en el cargo, hasta que finalmente fue cesado el 3 de septiembre de este año.

Según el juez, David Madí no duda en sus conversaciones en destacar que los Mossos d'Esquadra estarían al lado de la Generalitat si se declara la independencia.

"Esta no es una información baladí pues tras el nombramiento de Miquel Samper como conseller (en sustitución de Buch en la cartera de Interior) lo primero que dice (Madí) es que no haga nada sin que primero hable con él porque hay que explicarle muchas cosas a nivel de personas de confianza y de todo. Que todo el equipo que hay allí es suyo", subraya el juez.

Para el magistrado, Madí "lo dejó muy claro" al afirmar, en relación al cese de Buch y del entonces secretario general Brauli Duart, que Torra "se los folla" porque le han llevado la contraria "o no le han dejado hacer sus animaladas".

Sobre Madí, el juez también apunta, a raíz de una conversación que tuvo con el también imputado Víctor Tarradellas el 14 de mayo de 2018, que defendía la importancia del control de los Mossos d'Esquadra, considerados para él una "pieza clave", y que resaltó que se estaba impulsando la creación de un equipo clandestino como unidad especializada en contraespionaje.

De esta conversación, el juez concluye que Xavier Vendrell, David Madí y el también detenido Xavier Vinyals -presidente de la plataforma pro selecciones deportivas catalanas- integrarían entre otros el "círculo de confianza" del expresidente Carles Puigdemont, que estaría manteniendo contactos "para construir nuevos bancos o incluso para comprar Caixa d'Enginyers".

"Actividad de dirección y participación directa" en el Tsunami

El titular del Juzgado de Instrucción 1 de Barcelona atribuye a Xavier Vendrell "la actividad de dirección y participación directa" en las acciones del Tsunami Democràtic el otoño de 2019.

En el auto de entrada y registro, el magistrado afirma que Vendrell aseguró que enviaría "a gente para proteger plaza Urquinaona", que explicó que habían montado un escenario en la autopista, que pidió no hacer protestas solo en Barcelona y que también se refirió a la protesta del 18 de diciembre en los alrededores del Camp Nou.

La instrucción es una pieza separada de la causa que investiga el presunto desvío de fondos de la Diputación de Barcelona y parte de dos conversaciones grabadas en el móvil del presidente de la Fundación Catmón, Víctor Tarradellas.

Con estos indicios, el juez sostiene que "se alcanza la presunción de que Vendrell no sólo participa en el movimiento de Tsunami, sino que da instrucciones de las acciones que se han de realizar".

El auto también explica que Vendrell supuestamente afirmó que el editor Oriol Soler estaba a sus órdenes, y que hablaba con el editor Eduard Voltas sobre "algún tipo de proyecto audiovisual que están elaborando para reclamar la independencia de Catalunya y denunciar lo que consideran abusos del Estado".

La investigación atribuye a Vendrell los presuntos delitos de malversación, prevaricación, tráfico de influencias, blanqueo de capitales y desórdenes públicos, y el auto sostiene que "la inhabilitación de Quim Torra ha supuesto para Xavier Vendrell y ERC un punto de inflexión en su camino a obtener la presidencia de la Generalitat, por lo que aun reforzando el discurso de la represión por parte del Estado no han mostrado interés alguno en activar Tsunami Democràtic".

Disfruta diariamente de la edición impresa de Cataluña en formato PDF.SUSCRÍBETE
Mostrar comentarios

Códigos Descuento