La moda flamenca se viste de luto

Varias mujeres vestidas con traje de flamenca y mascarilla de color negro en señal de luto durante la manifestación convocada en Sevilla.
Varias mujeres vestidas con traje de flamenca y mascarilla de color negro en señal de luto durante la manifestación convocada en Sevilla.
EP

El albero amarillo dio este miécoles paso al gris adoquinado del centro de Sevilla, por el que desfilaron, sin apenas movimiento de volantes, en silencio y de riguroso luto hasta en la mascarilla –salvo por el rojo de las flores– decenas de mujeres vestidas de flamenca para reivindicar a un sector que agoniza por culpa de la pandemia del coronavirus.

Lo que antes era un símbolo inequívoco de belleza, color, música y alegría, ahora se tiñe de negro ante una "situación crítica", provocada por la suspensión de todas las ferias y fiestas de Andalucía, así como la cancelación de eventos y giras, lo que ha conllevado a una pérdida de prácticamente el 100% de los ingresos de este sector. Una industria que en Andalucía aglutina a más de 600 empresas de todo tipo, desde diseñadores, proveedores de tejidos, complementos, zapatos, flores, castañuelas, mantones... y que solo en exportaciones mueve más de cien millones de euros cada año, con Japón como principal mercado.

Ahora, y ante un presente negro y un futuro muy poco esperanzador, el sector de la moda flamenca se ha unido en el movimiento #LunarOff, que bajo el lema No pedimos ferias, pedimos soluciones, se ha echado a la calle para reclamar ayudas a las administraciones y poder sobrevivir hasta que se recupere la normalidad.

Lo hicieron guardando todas las medidas de seguridad a las que obliga la Covid-19, desde el Ayuntamiento de Sevilla hasta el Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta, en un recorrido en el que se dieron cita tanto los empresarios del sector, como los diseñadores y las propias clientas, con la presencia, además, de algunas caras conocidas, como la empresaria Raquel Revuelta, promotora del Salón Internacional de la Moda Flamenca (Simof) –que este año llegó a celebrar su XVI edición– y la artista Joana Jiménez.

Actividad cultural

La moda flamenca reclama ayudas y exenciones fiscales para afrontar las pérdidas de este 2020 y, posiblemente, de parte de 2021. Y piden que, ya que el flamenco está considerado como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, se le dé a la moda flamenca el reconocimiento de cultura, lo que permitiría una aplicación del IVA al 10%.

"Para seguir vistiendo tradiciones, no nos olvides", clama la moda flamenca, esa que cada año marca tendencia, en España y en las pasarelas internacionales, y que hace que el traje regional andaluz sea el único que cada año cambia en función de las modas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento