Barcelona pacta con los dueños de 22 pisos turísticos destinarlos al alquiler social para 80 personas

  • Los propietarios de las viviendas han firmado un contrato de alquiler y percibirán rentas de entre 700 y 1.200 euros al mes.
El comedor de uno de los apartamentos turísticos destinados a alquiler social, en el barrio del Poble-Sec.
El comedor de uno de los apartamentos turísticos destinados a alquiler social, en el barrio del Poble-Sec.
BLANCA BLAY / ACN

El Ayuntamiento de Barcelona ha firmado los primeros contratos con propietarios de pisos turísticos destinados a vivienda social. Concretamente, ha firmado contratos con cinco propietarios de 22 apartamentos turísticos, que tendrán una capacidad para 80 personas. 

"Es un programa ganador y una colaboración necesaria y positiva", ha asegurado la regidora de Drets Socials, Justícia Global, Feminismes i LGBTI, Laura Pérez. 

"Es un programa ganador y una colaboración necesaria y positiva"

La regidora ha remarcado que con la caída del turismo por la pandemia el sector turístico tiene muchos pisos amueblados que están vacíos, mientras que la capital catalana necesita vivienda social, por lo que cree que es un beneficio para los dos intereses.

Los propietarios de las viviendas han firmado un contrato de alquiler y percibirán del Ayuntamiento rentas de entre 700 y 1.200 euros mensuales en función de las características del piso y del tiempo que lo tengan a disposición de los servicios municipales. Este alquiler es temporal y está previsto que tenga una durada de entre 12 meses y tres años.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento