Casado acusa a Sánchez de "eludir el Parlamento" ante el estado de alarma y le pide que "abandone la radicalidad"

El líder del PP, Pablo Casado (d, arriba) conversa con su portavoz Cuca Gamarra (i, arriba), tras los ministros de Consumo, Alberto Garzón (i, delante) y el ministro de Universidades, Manuel Castells (d, delante) a su llegada al Congreso de los Diputados.
El líder del PP, Pablo Casado (d, arriba) conversa con su portavoz Cuca Gamarra (i, arriba), tras los ministros de Consumo, Alberto Garzón (i, delante) y el ministro de Universidades, Manuel Castells (d, delante) a su llegada al Congreso de los Diputados.
Mariscal / EFE

Pablo Casado mira con lupa al Gobierno. El estado de alarma y los Presupuestos han vuelto a poner en marcha la maquinaria del PP y su presidente acudió a la sesión de control al Ejecutivo para volver a confrontar con Pedro Sánchez. El líder de la oposición tiró de hemeroteca sobre "la derrota al virus" antes del verano. El estado de alarma por seis meses, como pretende Moncloa, "desborda el Estado de Derecho" y ni siquiera "viene a convalidarlo" al Congreso, porque "le da vergüenza".

Casado insistió en la mano tendida del PP y la "negligencia" de Sánchez. Calificó los Presupuestos como "ruinosos". Además, repitió en las alternativas que plantean desde Génova, entre ellas un estado de alarma de ocho semanas para "salvar las Navidades". Le preguntó, de hecho, por qué no acepta estas propuestas en la lucha contra la segunda ola. El presidente respondió rápido: "Lo que estamos haciendo es cogobernar con el objetivo de salvar vidas y salvar empleos".

Pedro Sánchez agradeció los votos a favor de algunos grupos para el estado de alarma y acusó al PP de menospreciar el estado de alarma. "Llegó a calificarlo como una dictadura constitucional, o es una cosa u otra". El Gobierno, acabó, "está por la unidad". Sánchez, en este sentido, lanzó la propuesta de reducirlo a cuatro meses (el 9 de marzo) siempre que haya acuerdo para ello y la situación lo permita.

En la réplica, Pablo Casado dijo que Sánchez "tropieza dos veces con la misma piedra" y le pidió que "abandone la radicalidad" y que escuche "más a Felipe González". Casado fue claro: "Está eludiendo el Parlamento" e incidió en que la mano de los populares "sigue tendida" a pesar de la posición del Gobierno. "La pelota sigue en su tejado. Menos Aló Presidente y más venir aquí", concluyó.

Precisamente, Sánchez defenderá este miércoles su plan de recuperación verde y digital ante el Consejo Ministerial de la organización, en el que participan ministros de los 37 países de la OCDE y 11 invitados.

El discurso inaugural lo hará el propio Sánchez, que expondrá sus ideas sobre cómo debe ser la recuperación económica de la crisis causada por la pandemia. De manera virtual, el evento se extenderá hasta este jueves bajo presidencia española y con el lema "Una recuperación fuerte, resiliente y sostenible del Covid-19".

"Tienen listo el plan b del PP"

Por su parte, Cuca Gamarra confrontó con Carmen Calvo sobre la separación de poderes. "Tienen el plan b jurídico del PP que ya está listo" para sustituir el estado de alarma. En la línea de Casado, Gamarra apuntó que "se están acostumbrando ustedes a gobernar por decreto" e instó a Sánchez a "defender" esa alarma en la Cámara, sin delegarlo en Salvador Illa. Calvo fue concisa asegurando que esa separación "es justo" la que defiende el Ejecutivo.

La portavoz del PP citó a Montesquieu en su réplica. "Su pretensión es controlar a los jueces" pero sin que nadie controle al Gobierno. "No han parado la reforma, tienen que pararla, deténganlo. Si no, están atacando el Poder Judicial". Gamarra mantuvo una dicotomía: "O asalto a los cielos con Podemos o Estado de Derecho con el PP".

En su rifirrafe semanal, Teodoro García Egea fue contra Pablo Iglesias, y empezó asegurando que con la democracia "no se regatea". Miró primero a Pedro Sánchez y posteriormente al vicepresidente. "¿Usted para qué está?", se cuestionó el secretario general del PP ante el presidente. Repasó los datos antes de lanzar su pregunta sobre el papel de la Vicepresidencia segunda del Ejecutivo. Resumió su respuesta en pocas palabras Iglesias, con un hilo muy fino de autocrítica, y cargó contra el Partido Popular. Después, devolvió la pregunta y Egea le acusó de querer "controlar a la oposición".

"Ha mentido a todos pero no engaña a nadie", y le dijo que "si usted fuera yo, hoy pediría mi dimisión" y eso se llama "hipocresía". Además, acabó diciendo que "a los privilegiados -como Iglesias, según el PP- les molestan los problemas de los demás". Y terminó sintetizando: "No es que no vayan a dejar a nadie atrás, es que como ustedes sigan gobernando no va a quedar nadie en pie".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento