La estrategia de Suecia contra la Covid es "un desastre": se encuentra entre los países con mayor tasa de mortalidad

Una calle de Estocolmo durante la pandemia de COVID-19.
Una calle de Estocolmo durante la pandemia de COVID-19.
I99pema / Wikipedia

Las autoridades suecas han optado por un modelo más laxo en cuanto a medidas contra la pandemia de la Covid que otros países nórdicos pero la tasa de mortalidad de Suecia es muy superior a la de aquellos. Hasta esta semana, las autoridades suecas habían favorecido las llamadas a la responsabilidad individual en lugar de dictar restricciones y se habían limitado a "recomendar" determinadas precauciones. 

Esta estrategia ha sido muy polémica, especialmente en los momentos de mayor incidencia de la pandemia, ya que las cifras de contagios y mortalidad eran superiores a las de otros países de la región que sí habían adoptado medidas concretas.

Los últimos datos sobre la incidencia de la Covid-19 en Suecia indican que en total se registraron 110.594 casos y murieron 5.933 personas, con una incidencia de 117 por cada cien mil habitantes en catorce días, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades. Mientras, Noruega registra una incidencia de 44 y Finlandia, de 50. Dinamarca e Islandia, sin embargo, sí superan en incidencia a Suecia, con 148 y 258 casos por cada 100.000 habitantes respectivamente.

La revista Time ha publicado un artículo del activista Kelly Bjorklund y el científico sueco Andrew Ewing en el que afirman que la estrategia sueca ha sido un "desastre" pues el país es el único -junto a EE UU- que no ha logrado reducir la tasa de mortalidad por coronavirus a medida que la pandemia ha ido evolucionando.

"Los países que cerraron pronto y testaron y rastrearon de forma masiva, como Dinamarca, Finlandia, Noruega, Corea del Sur, Japón, Taiwán, Vietnam y Nueva Zelanda, salvaron vidas y limitaron el daño a sus economías. Los países que confinaron tarde, que levantaron las restricciones demasiado pronto, que no testaron, ni realizaron cuarentenas de manera efectiva, o que solo usaron un bloqueo parcial, como Brasil, México, Países Bajos, Perú, España, Suecia, EE UU y Reino Unido, ha registrado peores tasas de infección y muerte", sostienen los autores del artículo.

Según los datos publicado en Time, la tasa de mortalidad en Suecia se sitúa en 58 por cada 100.000 habitantes, mientras que Finlandia registra una tasa de 6, en Dinamarca es de 11 y en Noruega es de 5. En esta tabla, por cierto, España se sitúa a la cabeza, con una incidencia de mortalidad de 70 por cada 100.00 habitantes, seguida de EE UU (65) y Reino Unido (63).

Nuevas restricciones en noviembre

El Gobierno de Suecia anunció la semana pasada la entrada en vigor el próximo 1 de noviembre de nuevas restricciones en el ámbito de la restauración y el ocio nocturno para afrontar el aumento del número de nuevos casos de coronavirus.

El primer ministro sueco, Stefan Löfven, comentó las nuevas medidas con la expresión "se acabó la fiesta" después de que Johan Carlson, responsable de la Agencia de Salud Pública, informara de las medidas propuestas, que limitarán a ocho personas el número de las que podrán sentarse a una mesa en un restaurante

Löfven dijo que las restricciones se aplicarán en clubes nocturnos debido a que este tipo de establecimientos no han seguido las normas recomendadas para hacer frente a la pandemia. 

El ministro del Interior, Mikael Damberg, precisó que los clubes nocturnos solo podrán acoger al mismo tiempo a un máximo de cincuenta personas y que los responsables de esos establecimiento que no respeten las normas podrán ser multados. 

Los eventos públicos podrán contar con una asistencia de hasta 300 personas -se eleva por lo tanto desde las 50 que se permiten ahora- siempre que se trate de público sentado y que se pueda garantizar que hay un metro de distancia interpersonal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento