Las calles de Italia se llenan de protestas y rabia por las nuevas restricciones contra la pandemia

Disturbios en varias ciudades italianas
Protestas y enfrentamientos en Milán contra los cierres decretados por el Gobierno
EFE

Varios manifestantes han sido detenidos por la Policía italiana tras participar en Roma en una concentración inicialmente pacífica que después se volvió violenta, en protesta por las medidas restrictivas aprobadas recientemente por el Gobierno italiano para contener la pandemia del coronavirus.

Desde hace días se suceden en todo el país concentraciones y manifestaciones de dueños de restaurantes, comerciantes, taxistas, o propietarios de gimnasios, cines y teatros, que muestran su malestar por las recientes medidas aprobadas por el Gobierno.

El último decreto establece desde este lunes y hasta el 24 de noviembre el cierre de cines, teatros, salas de concierto, congresos, piscinas o gimnasios, así como la prohibición deabrir más tarde de las 18.00 locales (17.00 GMT) a bares y restaurantes, entre otras cosas.

Protesta violenta protagonizada por neofascistas

Este martes un grupo de comerciantes y dueños de restaurantes se estaba manifestando pacíficamente en la Plaza del Popolo de Roma, cuando un grupo de entre 200 y 300 simpatizantes de la formación neofascista Forza Nuova comenzó a provocar disturbios, según los medios italianos.

Estas personas quemaron contenedores y lanzaron objetos a la Policía, que respondió con cargas y mangueras de agua. Según las informaciones locales, la Policía ha confirmado que hay varios detenidos, si bien por el momento no se sabe cuántos

Este lunes ya se registraron duros incidentes en Milán, Roma y Turín, donde incluso algunas tiendas de lujo fueron atacadas y saqueadas y se produjeron choques violentos entre grupos de radicales y las fuerzas de seguridad. 

Conte anuncia ayudas a afectados

Como respuesta, el Gobierno italiano ha aprobado este martes un paquete de ayudas de 5.400 millones de euros para las empresas afectadas por los recientes cierres impuestos por el Gobierno.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, explicó en una rueda de prensa que estas ayudas llegarán de forma automática a las empresas que ya solicitaron financiación en los meses pasados y dijo que para "mediados de noviembre" ya habrán recibido el dinero.

El paquete va destinado a indemnizar a las compañías dañadas por el último decreto aprobado por el Ejecutivo, que establece desde este lunes y hasta el 24 de noviembre el cierre de cines, teatros, salas de concierto, congresos, piscinas o gimnasios, y prohíbe abrir a bares y restaurantes después de las 18.00 locales (17.00 GMT). 

"Si respetamos estas medidas, tenemos buenas posibilidades de afrontar diciembre con cierta serenidad, sin un sistema sanitario en dificultad. De lo contrario nos encontraremos ante la necesidad de un confinamiento y esto hay que evitarlo", dijo Conte. Insistió en que los cierres "no han sido indiscriminados", después de las numerosas protestas.

El paquete de ayudas de 5.400 millones de euros permitirá también suspender temporalmente el pago de las obligaciones fiscales de las empresas y extender los paros temporales, llamados en Italia sistema "caja de integración" -similar al expediente de regulación temporal de empleo (ERTE)- hasta el 31 de enero para los sectores de mayor dificultad. Más de 300.000 empresas se beneficiarán de estas medidas, señaló el ministro de Economía, Roberto Gualtieri, quien dijo que obtendrán "importes mayores" de los percibidos en los meses pasados.  

Récord de contagios 

Italia ha registrado en el último día un nuevo récord de contagios de coronavirus, con casi 22.000 más, de entre los más de 174.000 test realizados, casi 50.000 más que el día anterior.

Según ha informado este martes el director de Prevención del Ministerio de Salud, Gianni Rezza, en el último día se han detectado 21.994 positivos y ha habido otros 221 decesos. En total, la pandemia deja en Italia 564.778 contagios y 37.700 víctimas mortales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento