El Ingreso Mínimo Vital podrá solicitarse después de tres meses de caída drástica de ingresos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, este jueves en el Congreso de los Diputados.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias
EUROPA PRESS

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado presentado este martes por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, estará acompañado de reformas para ampliar el número de beneficiarios del ingreso mínimo vital. Y, entre otras, se permitirá pedir la prestación a aquellas personas que cumplan los requisitos de caída de ingresos y patrimonio en los tres meses anteriores a la solicitud, en lugar de que esta situación de pobreza sobrevenida tenga que mantenerse durante todo el año anterior, como dicta ahora la norma.

Dicha reforma, junto a otras cinco, llega tras semanas de presión de Unidas Podemos. Se tendrán en cuenta los ingresos de los meses transcurridos durante el año en curso para poder conceder la ayuda, una medida que se está aplicando temporalmente hasta 2021 pero que ahora se hace permanente. Esto significa que las familias no tendrán que esperar a que acabe el año en el que han perdido sus ingresos para poder solicitar el ingreso mínimo vital, sino que podrán pedirlo en cualquier momento del año.

Además, se reduce el requisito de años de vida independiente que deben llevar los jóvenes para acceder al ingreso mínimo vital. De los tres años actuales que se piden ahora se pasa a dos años, lo que implica que los menores de 30 años tendrán que demostrar que llevan al menos 24 meses emancipados para poder tener derecho a la prestación. Esa reforma está pensada, por ejemplo, para jóvenes que se queden en paro y no hayan logrado cotizar lo suficiente para poder acceder a una prestación de desempleo.

De la misma forma, se permitirá que haya dos titulares del ingreso mínimo vital en el mismo domicilio -hasta ahora las ayudas se limitaban a una persona por cada familia, aunque con cuantías crecientes en función del número de miembros-. Y, como adelantó este periódico, los servicios sociales podrán comprobar si se cumplen algunos de los requisitos exigidos para recibir la ayuda, lo que beneficiará, por ejemplo, a quienes viven compartiendo piso pero no tienen relación familiar con sus convivientes.

También se extiende a los discapacitados el plus económico que reciben las familias monoparentales beneficiarias de la ayuda. Y se buscará atender situaciones excepcionales que ahora mismo quedan sin cobertura, como la de los personas que hayan estado bajo la tutela de la Entidades Públicas de protección de menores dentro de los tres años anteriores a la mayoría de edad, que cuando cumplen la mayoría de edad no pueden acceder al ingreso mínimo vital hasta los 23 años.

La puesta en marcha del ingreso mínimo vital se produjo hace unos meses con gran boato, pero sus exigentes requisitos y el "cuello de botella en la administración", como admitió este martes Iglesias, han impedido que llegue a gran parte de las 800.000 familias que prometió en su día el Gobierno. "Este Gobierno no lo hace todo bien, y muchas personas vulnerables han quedado fuera del ingreso mínimo vital", admitió el vicepresidente durante el acto de presentación de los Presupuestos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento