200 críos del San Antonio de Padua, sin calefacción

  • El centro depende de la Fundación Pérez Cárcel.
  • A los padres también les cobran cuotas encubiertas.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MURCIA
El colegio concertado San Antonio de Padua, en La Flota, no deja de dar problemas. Si en 2007 la empresa que lo construía se declaró en
suspensión de pagos y dejó el centro a medias, ahora los padres, con el colegio acabado, se quejan de que
sus hijos dan clases con el abrigo y los guantes puestos porque no tienen calefacción.

«Desde que se terminó está sin radiadores. Algunos padres han comprado calefactores para las clases, pero cuando se enchufan varios saltan los plomos. Y es que la luz está todavía de obra», aseguran unos padres temerosos de la dirección del centro que no quieren dar sus nombres por si se toman represalias contra sus hijos.

La falta de calefacción no es el único problema del centro. «El lunes quitaron la gravilla del patio, que no tiene ni árboles ni nada, porque los chicos se caían y se hacían esguinces. Las verjas delimitan el recinto están rotas y los aseos del pabellón de deportes dan pena. Falta mucha higiene», dicen otros.

Cuotas encubiertas

El Ayuntamiento de Murcia cedió a la Fundación Desarrollo Educativo Escuelas Cristianas una parcela de 12.000 m2 para que hiciera el centro. A raíz de los problemas de la constructora, el colegio pasó a la Fundación Pérez Cárcel, según confirmó ayer el presidente de la Fapa, José Antonio Abellán.

Dicha Fundación gestiona otro colegio en la Orilla de la Vía que también ha recibido quejas. Una de ellas es que se cobran cuotas encubiertas de 45 € al mes. En el San Antonio de Padua también pasa. Algo ilegal ya que es un centro concertado subvencionado con fondos públicos.

Educación, de quien depende el centro, no dio su opinión sobre la falta de calefacción.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento