Monstruos en el baño, momias en la puerta, lápidas… Cómo decorar nuestra casa en Halloween con muy poco dinero

  • Unas cuantas cartulinas o vinilos son materiales más que suficientes para dar un toque lúgubre al hogar. 
  • Con poco de ingenio una simple puerta puede convertirse en una momia, un fantasma o un 'frankenstein'. 
Las calabazas, un elemento imprescindible en la decoración de Halloween pero no el único.
Las calabazas, un elemento imprescindible en la decoración de Halloween pero no el único.
PIXABAY

Quedan pocos días para el el 31 de octubre y la celebración de la cada vez más globalizada noche de Halloween. Truco o trato, películas de terror, historias de miedo, disfraces, predominio de los colores naranja y negro... Este 2020 nos pilla en medio de la pandemia y con un nuevo estado de alarma, pero si hay ánimo de decorar nuestros hogares y darles un toque típico de estas fechas es posible hacerlo sin invertir apenas dinero. Recopilamos algunas ideas:

Invasión de murciélagos

Si Hitchcock nos atemorizó con sus pájaros, Halloween es el momento ideal para aterrorizar a la familia y los vecinos con una colonia de murciélagos caseros. Nos basta con varias cartulinas negras y una plantilla - que podemos imprimir a diferentes tamaños-. Una vez recortados podemos colocarlos en paredes, ventanas, puertas o colgados con hilos.

Un monstruo en mi baño

Un simple vinilo negro es suficiente para resucitar al monstruo de nuestra cisterna. Recortamos la silueta en diagonal dando forma a los dedos y ojos y, a continuación, procedemos a pegarlo. Éxito asegurado.

ddddd

Velas sangrientas

Otro objeto decorativo para estas fechas, tan resultón como económico. Una velas blancas de base gruesa, unos clavos pequeños de color negro que introduciremos de forma estratégica y la cera derretida de unas velas rojas alrededor de cada uno de ellos. El efecto es realista y muy siniestro.

Cuidado con quien te observa por la ventana

Las ventanas de la casa son el lugar perfecto para dar rienda suelta a nuestra creatividad más terrorífica con ayuda de unos vinilos o unas cartulinas: siluetas de manos zombies que regresan del mas allá, simpáticos fantasmas, arañas... Si de noche, además, las retroiluminamos con luces de color naranja o rojizo el resultado será más impactante.

Lápidas

Si vivimos en una casa con jardín o porche podemos utilizar varios trozos de poliespan pintados de negro o gris, recortados con forma de lápidas y pintados con rotulador blanco. El cementerio a dos pasos...

Ojos ensangrentados

Otra manualidad muy sencilla para realizar con los niños. Para llevarla a cabo necesitamos dos bolas de poliespan, dos cartulinas verdes recortadas en forma de círculo a las que pintaremos las pupilas de negro y algo de pintura roja para los nervios ensangrentados.

Auuuuuuuhhhhhhhhhhh, llegan los fantasmas

A los más pequeños de la casa les entusiasmará esta manualidad. Unos folios superpuestos o unas cartulinas blancas bastan para crear nuestros propios fantasmas caseros. Recortamos, pintamos ojos y boca y colgamos del techo o paredes.

Monstruos que llaman a la puerta

Las puertas de casa son uno de los elementos más socorridos para decorar con motivos de Halloween: podemos envolverla en papel higiénico o trozos de una sábana vieja a modo de momia, colocarle ojos y bocas siniestras, cuerdas blancas o negras (contrastando con la tonalidad de la puerta) como si fuese una tela de araña... Lo importante es dejar volar la imaginación.

Murciélagos de papel higiénico

Otra manualidad muy sencilla para poner en práctica con los niños. Rollos de papel higiénico, dos alas realizadas con cartulina y un rotulador negro para pintar ojos, boca y colmillos. También podemos optar por la opción fantasma rodeando el tubo con un folio blanco y pintando boca negra y ojos.

Alfombra sangrienta

Da la bienvenida a tus invitados con esta idea decorativa. Unos metros de tela de fieltro blanca o negra (o cartulinas en su defecto), pintura de dedos roja en las plantas de los pies y algunas gotas salpicadas alrededor.

Salón de casa encantada

¿Y si te decides a recubrir tus sofás, sillas y mesas por un día con sábanas blancas? Si añades alguna tela de araña y unos candelabros el efecto de casa fantasma está asegurado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento