Manuela, la hija de Alejandro Sanz, concede su primera entrevista: "Puede que me dé por sacar un disco"

Manuela Sanz, la hija mayor de Alejandro Sanz.
Manuela Sanz, la hija mayor de Alejandro Sanz.
Instagram Manuela Sanz

Ya se sabía que, a sus 19 años (nació en Madrid en 2001), Manuela Sanz era una joven bastante familiar y, además, con su futuro cada vez más claro, sobre todo porque parecía que los genes iban a hacer mucho en la búsqueda de sus dedicación profesional. Quizá lo curioso es que se haya decantado por los dos mundos.

La primogénita de Alejandro Sanz y Jaydy Michel ha concedido a Vanity Fair su primera entrevista junto a su madre y ha revelado no solo sus intenciones de futuro, sino que ha demostrado una templanza a la hora de contestar insospechada para su corta edad.

Sobre todo porque no solo demuestra tener soltura a la hora de capear ciertos temas como pueden ser la nueva pareja de su padre o su relación con este, sino también porque desde casa siempre la habían mantenido alejada del foco mediático hasta que ella misma ha decidido romper el cascarón y lanzarse a cumplir su objetivo de ser diseñadora y modelo.

"Desde pequeña mis padres me han mantenido fuera de la fama. Lo agradezco porque he podido crecer como yo quería, sin tanta presión. No me da miedo, pero tampoco estoy buscando ser famosa", ha afirmado Manuela, que ahora mismo tiene, para hacer una idea, algo más de 66.000 seguidores en su cuenta de Instagram.

Tiene claro que si se convierte en un personaje público va a utilizar su altavoz para causas que considere justas: "No me considero influencer. Abrí mi perfil de Instagram para darme a conocer como persona y ayudar a cosas en las que creo, como la lucha contra el maltrato animal".

Más tarde tocó el turno de hablar de su padre, que en las últimas semanas lo ha pasado algo mal terminando de perfilar el acuerdo de divorcio con Raquel Perera, pero a Manuela le sobró tiempo para explicar cuantísimo le debe y que de él ha heredado "el amor por el arte y la perseverancia".

"Siento que soy igual de sensible que él. Estoy muy orgullosa y me alegro de que todo el mundo lo quiera y admire tanto, pero para mí es mi padre. Yo no sé lo que se siente teniendo un padre empresario", afirma la joven, para quien su padre, incluso antes que cantante es "buena persona": "Eso es lo importante, que siempre que puede intenta ayudar a la gente".

Ello no quita que la futura diseñadora y modelo descarte seguir también los pasos paternos, puesto que le atrae sobremanera el mundo de la música -ya le hizo los coros a Alejandro Sanz en un concierto en 2016- y no descarta recorrer los pasillos de una discográfica: "A lo mejor me da por sacar un álbum o hacer algo con la música. Puede ser".

Manuela también ha hablado sobre Rachel Valdés, la novia de su padre, con quien se lleva a las mil maravillas, como demostró con el regalo hecho a mano que le hizo recientemente. "Me encanta su arte. Una de las tareas de la escuela de moda a la que acudo era hacer una colección inspirada en la obra de una artista, como es el caso reciente de Louis Vuitton, y lo hice pensando en ella", ha confesado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento