Italia cierra bares y restaurantes a las 18.00 horas y actividades como cines y teatros durante un mes

La ciudad situada al norte de Italia luce una imagen más alegres. Algunos ciudadanos y visitantes se acercan hasta los bares sin que se vislumbren mascarillas.
Una terraza en la ciudad italiana de Padua.
Nicola Fossella / EFE

El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, ha firmado este domingo el nuevo paquete de medidas de restricción contra el coronavirus en el pais, en vigor a partir del lunes y durante un mes, y que comprende el cierre de bares y restaurantes a partir de las 18.00 horas, así como cines, teatros, gimnasios y salas de conciertos y conferencias.

Se permitirá que bares y restaurantes operen después de la hora estipulada pero solo para servicio de comida a domicilio. Los museos permanecerán abiertos, pero con límites en el número de visitantes. Además se prohíben las fiestas tanto en interiores como al aire libre, incluidas celebraciones religiosas. El número máximo de personas en una casa se fija en seis y se señala que es "recomendable" no recibir a quienes no sean convivientes.

En el ámbito escolar, se mantiene la presencialidad para educación infantil, primaria y secundaria, aunque en este último caso el 75% de las actividades será a distancia.

El borrador de decreto también "recomienda encarecidamente a todas las personas físicas que no se desplacen por medios de transporte públicos o privados a otro municipio que no sea el de residencia salvo por trabajo, estudio, motivos de salud o por situaciones de necesidad".

El Gobierno está luchando contra una segunda ola creciente de infecciones por Covid. Este sábado, la cifra diaria de contagios aumentó a un récord de 19.644 y las muertes diarias subieron a 151, el máximo en los últimos cinco meses.

Protestas

Los grupos empresariales se han quejado de las nuevas restricciones y hubo protestas violentas en Nápoles y Roma durante este sábado contra los toques de queda nocturnos ya vigentes.

En la capital, alrededor de 200 manifestantes enmascarados pertenecientes al grupo neofascista Forza Nuova que protestaban por el toque de queda se enfrentaron con las fuerzas antidisturbios. Siete manifestantes fueron arrestados y dos policías resultaron heridos, según el diario La Repubblica.

Giuseppe Spadafora, el subdirector de Unimpresa, asociación que representa a las pequeñas y medianas empresas, ha pedido "ayudas inmediatas" para todos los sectores afectados por los cierres obligatorios, que podrían recibir el "golpe de gracia".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento