¿Por qué se han quitado Sánchez y su comitiva la mascarilla junto al papa en el Vaticano?

Imagen del encuentro de Pedro Sánchez y el papa Francisco en el Vaticano.
Imagen del encuentro de Pedro Sánchez y el papa Francisco en el Vaticano.
EFE

La visita del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al Vaticano ha dejado una imagen chocante en este momento en que gran parte de Europa se encuentra inmersa en una segunda ola de Covid-19.

Todos los participantes en el encuentro -anfitriones e invitados- iban sin mascarillas. Una imagen inusual en los últimos tiempos pero habitual, en el papa, que nunca la lleva puesta en el Vaticano.

Fuentes de Moncloa han justificado la retirada de las mascarillas al subrayar que han seguido las instrucciones del Vaticano y que así lo fijaba el protocolo.

El Pontífice recibió este sábado en el Vaticano a Sánchez, en un encuentro con mayor calado político que de costumbre en el que el el papa Francisco le pidió "construir la patria con todos" y le alertó del peligro de las ideologías que "desfiguran" dicha patria.

La visita de Sánchez al Vaticano se produce en un momento muy delicado para España -y con una elevada tensión política- debido a la segunda ola de la pandemia, que podría llevar al Gobierno a declarar de nuevo el estado de alarma, como le están pidiendo ya varias comunidades autónomas.

Acompañado de su esposa, Sánchez ha llegado con anticipación este sábado por la mañana -algunos minutos antes- y ha pasado en el Vaticano dos horas, en las que además de la audiencia con el papa, que ha durado 35 minutos, se ha reunido con el secretario de Relaciones con los Estados, el Arzobispo Paul Gallagher.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento