Un 70% de los jóvenes sin comorbilidades y con síntomas continuos de Covid tienen al menos un órgano dañado a los 4 meses

Una sanitaria del hospital Morales Meseguer en Murcia atiende a un paciente.
Una sanitaria del hospital Morales Meseguer en Murcia atiende a un paciente.
EFE

La pandemia de coronavirus está generando problemas graves de salud a quien contrae la enfermedad.

No todos aquellos que se contagian presentan síntomas, y son ellos quienes están sufriendo secuelas a largo plazo que pueden resultar muy peligrosas.

Entre los síntomas más destacados están la pérdida del gusto el olfato. "Ese fue el primer indicio que nos alertó de que el coronavirus podía dañar el sistema nervioso", indica Sonia Villapol, investigadora principal del Houston Medical Institute.

Este virus puede llegar al cerebro y afectar a la capa que protege las terminaciones nerviosas, y conllevar a problemas neurológicos graves, como Párkinson, trombos, problemas cerebrovasculares, esclerosis múltiple, hasta Alzhéimer, como la propia Villapol explica en una entrevista en El Confidencial

El 70% de los asintomáticos tienen algún órgano afectado cuatro meses después de haber contraído la enfermedad, incluyendo también problemas neurológicos. Villapol aclara que este 70% se refiere "a los jóvenes sin vulnerabilidades pero con síntomas continuos de que sufrieron algún tipo de daño en uno de los órganos pasados los cuatro meses de infectarse de la Covid-19".

La Covid-19 puede llegar a dañar tejidos, aunque no presenten síntomas.

Otro síntoma que ha pasado desapercibido es la conjuntivitis. Este problema en los ojos lo han padecido un 11% de los pacientes.

¿Afecta a todos por igual?

Villapol asegura que "no sabemos si los factores raciales influyen. Aquí (en Estados Unidos) el covid afecta más a negros e hispanos y creemos que es por motivos socioeconómicos, pero también puede que haya motivos biológicos. Cuando llegaron los primeros datos de Italia, vimos que la respuesta inflamatoria era más fuerte en la población mediterránea que en la anglosajona debido a una serie de proteínas".

"En EEUU hay mucha diabetes y obesidad, que son factores que afectan a la gravedad. Además, es muy importante seguir los datos de secuenciación del virus por países para ver cómo va evolucionando y qué tipo de mutaciones va incorporando el virus", añade.

¿Y al cerebro?

"Desde hace años investigo unas moléculas muy ligadas a los receptores de entrada del virus en las células, los ACE2. Además de estar en el sistema respiratorio, los receptores ACE2 también están en el cerebro y esto asustó un poco al principio, cuando empezamos a ver cómo actuaba el virus. De hecho, los primeros síntomas son la pérdida de gusto y de olfato, y esto está relacionado con el sistema nervioso. Además, hay pérdidas de memoria y desorientación, sobre todo en los pacientes que están en la UCI, obviamente, pero existen evidencias de que el virus podría dañar el cerebro", cuenta la investigadora.

Añade que "independientemente de la gravedad del covid, hay efectos a corto plazo como el dolor de cabeza y la falta de concentración que son transitorios, pero no sabemos si puede acarrear algo más en el futuro. Otros son más preocupantes y pueden tener secuelas graves. A través del sistema circulatorio, se producen ictus debido a que se rompen vasos sanguíneos en el cerebro".

Cuenta, además que "existe una asociación de las enfermedades infecciosas virales con problemas más a largo plazo, como las enfermedades neurodegenerativas, el alzhéimer o el párkinson, pero esto lo tendremos que analizar en un plazo de cinco o seis años y ver qué pacientes llegan a desarrollar estas enfermedades. Probablemente, algunos las sufrirán, pero no podemos estimar ahora de qué porcentaje se trata".

Causará enfermedades neurodegenerativas

Sobre si la covid se podría convertir en causa futura de enfermedades neurodegenerativas, la experta responde afirmativamente. "Sí, ocurre con otras enfermedades virales y hay indicios importantes que nos hacen pensar que puede haber efectos a largo plazo relacionados con neurodegeneración".

Cuenta que ya se están comprobando estas secuelas. "En la mitad de las autopsias de pacientes de covid, se ha visto una 'neuroinvasión', es decir, se han encontrado partículas virales que habían invadido las neuronas. Además, también se produce una pérdida de mielina, una capa que rodea los axones de las neuronas y que sirve para proteger sus conexiones. Incluso se han visto áreas del cerebro en las que se redujo la materia gris en pacientes recuperados. Habrá personas que se recuperen al 100% y otras que vivan con secuelas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento