Casado desvela el "no" del PP a la moción de censura y ataca a Abascal: "Esto es una mentira más de Vox"

El líder del PP, Pablo Casado (d, arriba) conversa con su portavoz Cuca Gamarra (i, arriba), tras los ministros de Consumo, Alberto Garzón (i, delante) y el ministro de Universidades, Manuel Castells (d, delante) a su llegada al Congreso de los Diputados.
El líder del PP, Pablo Casado (d, arriba) conversa con su portavoz Cuca Gamarra (i, arriba), tras los ministros de Consumo, Alberto Garzón (i, delante) y el ministro de Universidades, Manuel Castells (d, delante) a su llegada al Congreso de los Diputados.
Mariscal / EFE
El presidente del PP, Pablo Casado, ha abierto este jueves su discurso en el Pleno del Congreso cargando contra la moción de "impostura" que ha presentado Vox contra el Gobierno de Pedro Sánchez, una iniciativa que, según ha dicho, les hace "perder el tiempo" en plena oleada de coronavirus.(Fuente: Congreso)
Europa Press

Duda despejada. El PP votará "no" a la moción de censura de Vox. Así lo anunció el propio Pablo Casado desde la tribuna del Congreso después de muchas semanas manteniendo la incógnita. "En política lo que no es posible es falso", empezó diciendo el líder popular, que miró a Abascal y le dijo que "nos hace venir a perder el tiempo en plena segunda oleada" mientras el Gobierno "nos trata de ocultar" la incapacidad. "Vox ni está ni se le espera" porque su "única aportación ha sido Vistalegre y un autobús descapotable". Y tiró de refranes: "Mucho ruido y pocas nueces".

El presidente del PP tuvo tiempo para atacar al mismo tiempo tanto a Vox como al Gobierno. "Para este viaje no hacían falta alforjas", sostuvo, y puso en valor la labor del PP frente a la del propio Abascal. Ni experiencia ni solvencia, esgrimió Pablo Casado. Esos son los motivos de la postura de los populares. "El PP duplica en diputados a Vox", añadió, antes de hacer hincapié en la labor de oposición que se está haciendo desde Génova.

"Se necesitan para sobrevivir", le ha dicho a Abascal en referencia también a la izquierda, que le "cuidará como hasta ahora". El PP, dijo, es "el único proyecto que representa una alternativa real para España". Vox es "el seguro de vida de Sánchez" porque "ya se sabe que la política hace extraños compañeros de colchón". Casado calificó la moción de una "cortina de humo" que ha dirigido Abascal precisamente contra el PP. "Nuestra respuesta es no".

Pablo Casado fue a los hechos. "Lo que aquí se vota hoy es si usted está capacitado para ser presidente de la cuarta economía del euro. La respuesta es evidente y clara: no". Lo que quiere Abascal es "suplantar al PP", pero "pierda toda esperanza" porque "no es el primero que lo intenta", pero "créame, será el último". El presidente popular, en su mensaje más duro contra Vox, se dirigió a los votantes de Vox: "Conozco muy bien el desencanto que les llevó a muchos a abandonar al PP". Casado "no ignora" eso, pero también quiso decir que "ha llegado el momento de pasar del enfado a algo que pueda ser más constructivo".

No huyó el líder del PP ni de la autocrítica ni de la censura al Gobierno de Sánchez y a Vox. "Usted solo ofrece fractura, derrotas y enfados y lo que es peor, ofrece a la izquierda una garantía de victoria perpetua". Compró la tesis del "fraude de Sánchez a su electorado", pero Vox según Casado hizo lo mismo. "Usted no dijo la verdad de los efectos de la división del voto". Siguió con sus mensajes a Abascal: "Se hace censura a sí mismo".

"Piensa usted que desde las manos de Sánchez los españoles se van a arrojar a las suyas", sostuvo, aunque asumió que el Gobierno actual "es el peor", pero de los "últimos cuarenta años", no ochenta como dijo Vox. "Vox es la derecha que más gusta a un Gobierno de izquierdas", pero por ahí no pasa la solución, comentó el presidente del PP. "No es lógico que ahora ustedes pidan un spexit". Continuó con su rotundidad Pablo Casado. "Esta moción no la hace contra el Gobierno, sino contra el partido que le ha dado trabajo durante 15 años", sentenció. "Viene ahora a fortalecer el bloque de la investidura justo cuando más débil estaba".

En tono pausado, pero duro, Casado dijo que "cuanto peor para España, mejor para usted". Todo esto, añadió, lleva "a una reflexión", y es que la conclusión "es clara" y se trata de decidir: "Vox o España". Ahí volvió a elevar el papel del PP. "Advertí de lo que pasaría, y usted acabó debilitando a España solo para lamentar ahora esa debilidad". A eso, sumó una sola frase: "Esta moción es una mentira más de Vox" para que "Sánchez siga en la Moncloa". Vox es "parte del bloque de la ruptura con Sánchez e Iglesias".

Después de reafirmar su voto en contra, Pablo Casado puso al PP como alternativa "centrada" al Ejecutivo de coalición. "Su consenso progre de verdad consiste en que Sánchez siga en la Moncloa", y los populares dicen que "políticas sin complejos, sí, pero con cabeza". Además, avisó a Abascal de que "no me va a dar lecciones de nada". Desde el PP, explicó, "seguiremos activos en la guerra cultural" en defensa "de la monarquía". De hecho, llegó a desgranar una parte de su programa para desmarcarse del todo de Vox. "Somos un país demasiado importante como para vivir sin proyectos ambiciosos".

Casado apuntó, con todo, que Vox "no puede medirse con el PP", un partido al que ha "insultado", pero los populares "aguantarán" por "la libertad y por España". Y sentenció: "No le gustamos, usted a nosotros tampoco" y le advirtió de que la deriva de Vox "es ya irreversible". Ahora, Vox "alardea de ser populistas" y Casado no ve "diferencia" con Podemos. "Entre la nación de naciones y la España grande y libre hay un espacio intermedio".

Fue capaz, eso sí, de alternar críticas a Santiago Abascal y a Pedro Sánchez. "Vox es el sueño del nacionalismo y el salvavidas de Sánchez", y la respuesta es, según Génova, que "el PP une y Vox separa". Y volvió a mirar al candidato: "Usted pasará, y solo habrá dejado escombros. Igual que Sánchez". Su discurso acabó como empezó. Contra Vox. "Los españoles no van a entregarse a la ruptura que ustedes ofrecen".

En la réplica, de hecho, Casado volvió a poner en valor el papel del PP en España y en Europa. "No podemos aceptar un proyecto de ruptura". Y es que, como dijo, la moción de censura no servirá para nada. "Sánchez saldrá de este coso a hombros de los diputados de Vox y con su tendido ovacionándole. Vaya capote le ha echado y vaya bajonazo con el que remata la faena: quería cortar las dos orejas del PP y ha acabado de monosabio de Iglesias".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento