¿La ofensiva israelí sobre Gaza llega a su fin?

  • El 27 de diciembre comenzaba la última y también la más sangrienta ofensiva de Israel sobre la franja de Gaza de los últimos años.
  • Hamás no se rinde, pero sí ha cambiado su discurso.
  • Moratinos, enlace político entre Egipto y Siria.
Un grupo de soldados israelíes se adentran en la Franja de Gaza.
Un grupo de soldados israelíes se adentran en la Franja de Gaza.
REUTERS
El pasado 27 de diciembre comenzaba la última y también la más sangrienta ofensiva de Israel sobre la franja de Gaza de los últimos años, donde
ya han muerto alrededor de 900 personas -más de 250 niños-. Ahora, en la
tercera semana de la masacre, son muchos los que ven muy cercano el
final de los bombardeos pese a la voz discordante del líder de
Hamás exiliado en Siria,
Khaled Meshaal, que ha seguido apuntando estos últimos días a una "victoria inminente" en algunos medios árabes.

Ha cambiado en parte, sin embargo, su discurso. Y es que, tras la primera fase aérea de la ofensiva israelí, Meshaal comentaba que "a los soldados de la ocupación les espera un oscuro destino de muerte, heridas y cautividad". Hacía entonces referencia a la entrada por tierra del ejército hebreo en la franja. Pero no fue así. Las bajas israelíes no han sido, ni mucho menos, las que se esperaban en la lucha del 'cuerpo a cuerpo'. Ni el 10% de lo que el propio ejército israelí había previsto.

El pasado domingo, el Meshaal ponía sus condiciones -esta vez algo más moderadas- para la paz: el grupo islamista no considerará una tregua hasta que Israel termine su ofensiva militar y levante el bloqueo a la Franja de Gaza. Hay quien dice, incluso, que Hamás se está rompiendo por las diferencias que hay entre los miembros que se encuentran en Gaza -más partidarios de que todo termine- y los que están en Siria -más próximos a seguir luchando-. La propia organización, sin embargo, lo ha desmentido.

Lo que es obvio es que las negociaciones de El Cairo han comenzado. Israel, según hemos podido saber desde Damasco, ha empezado con grandes exigencias: quieren hacer un recuento total de las armas que posee Hamás para su posterior desarme, además de la permanencia de su ejército en el territorio durante quince días más. A partir de ahí se negociaría si se abren o no las fronteras. Hamás ha rechazado tajantemente estas condiciones. Pero las negociaciones no terminan aquí y no se descarta un principio de acuerdo en cuestión, incluso, de horas.

Moratinos, esperanzado

En estos momentos, Siria es uno de los focos de gran relevancia actualen el conflicto. Aquí se encuentra una parte importante de Hamás y hasta este lugar se están desplazando miembros políticos de diferentes países para negociar la paz. Así, el ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, estuvo este martes en el país que preside Bashar al-Assad para mediar entre Egipto y Siria, cuya relación es prácticamente nula. Se espera también para finales de esta semana la llegada del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Volviendo al ministro español, Moratinos manifestaba el lunes desde El Cairo que está convencido de que los ataques de Israel contra Gaza acabarán "en pocos días". En sintonía con la opinión del socialista se encuentra el palestino y miembro de Fatah Mohamed Odeh. Según contó desde tierras palestinas a 20minutos.es, "la situación en Gaza es caótica. Creo que está llegando a su fin, aunque con el precio de un auténtico baño de sangre", comenta apenado. Las razones pasan porque "la sociedad israelí puede soportar sólo hasta cierto punto una guerra como ésta, debido a la presión del público a nivel internacional. Además, tampoco les queda mucho más que hacer: han destruido la mitad de Gaza", afirma.

Muchos países están con el pueblo palestino, pero no están dispuestos a perder intereses por anunciar su postura"

Ante la posibilidad de una ocupación del territorio, Odeh dice que no lo ve probable. "Dudo que piensen ocupar Gaza porque no estarán dispuestos a hacerse cargo de ella. El ocupante tiene que encargarse de todo: sanidad, educación... y no creo que lo vayan a hacer", dice.

Lo que sí valora es la respuesta a los ataques israelíes que se han dado en otros países. "La Comunidad Internacional hay que dividirla en dos: la opinión pública es una rama y la oficial es otra. En el caso de la primera, en casi todos los países del mundo se han movilizado de manera satisfactoria. En cuanto a los políticos, el mundo podría subdividirse en tres categorías oficiales: Por un lado están los que dan apoyo a los israelíes, también están otros a los que no les interesa el conflicto y el resto está mayoritariamente con el pueblo palestino pero, por desgracia, esos países no están dispuestos a perder intereses por anunciar su postura", asegura.

Mohamed Odeh, eso sí, apuntilló lo siguente: "Quizás mañana mismo terminen los ataques, pero el pueblo palestino en Gaza seguirá necesitando el apoyo moral de la gente de toda la Comunidad Internacional. A todos, me gustaría decirles que sí, que se puede hacer más", concluye.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento