Estos hombres usan prendas "tradicionalmente femeninas" para demostrar que la ropa no tiene género

En un principio, los tacones eran zapatos masculinos.
En un principio, los tacones eran zapatos masculinos.
UNSPLASH/Mohammad Metri

Aunque en la sociedad occidental actual somos incapaces de imaginar a un hombre con prendas femeninas sin cuestionar su identidad de género o sexualidad, lo cierto es que hace no mucho los tacones y las faldas eran llevadas también por los hombres.

No fue hasta la Revolución francesa cuando los hombres cogieron el pantalón, que era una prenda usada por las clases bajas, para utilizarlo como arma política en la lucha contra la monarquía, convirtiéndose así en un símbolo republicano. Estos hombres buscaban diferenciarse lo máximo posible de la corte y querían que su posición social fuera determinada por su trabajo y su dinero, y no por la clase que le tocaba al nacer. 

Como hasta aquel momento la monarquía usaba calzas y maquillaje, los revolucionarios desterraron esos elementos. Sin embargo, como las mujeres no estaban asociadas ni al trabajo ni al poder, siguieron usando las mismas prendas que hasta ahora.

<p>Popularmente conocido como<a title="Luis XIV de Francia" href="https://es.wikipedia.org/wiki/Luis_XIV_de_Francia%20" target="_blank"> '<em>el Rey Sol</em>' fue monarca de Francia desde el 7 de junio de 1654 hasta su muerte</a>, con casi 77 años de edad y 61 de reinado. También fue copríncipe de Andorra (1654-1715) y conde rival de Barcelona durante la sublevación catalana (1643-1652) como Luis II.</p>
Retrato de Luis XIV con tacones y calzas.
WIKIMEDIA COMMONS

A partir de este momento, los vestidos, faldas, maquillaje y demás, fueron algo exclusivo de las mujeres, siendo los hombres ridiculizados si se atrevían a llevar alguno de estos elementos. Es aquí cuando comienza a aparecer la masculinidad tóxica, y los roles de género empiezan a ser muy rígidos para separarse de las mujeres, que no trabajan y se dedican a "la vida contemplativa" o a cosas menores y "sin importancia".

Gracias al feminismo de la segunda ola y su movimiento a favor de la abolición de los roles de género, los hombres comienzan a salir poco a poco de estas estructuras tan rígidas en cuanto a comportamiento y modo de vestir, sin embargo, son tachados como afeminados y "poco hombres".

No ha sido hasta 40 años después que cierto sector de los hombres han comenzado a vestir de forma femenina en público, sin importar lo que les pueda decir la sociedad. Esto se ve, sobre todo, en las nuevas generaciones, aunque también hay otros más entrados en años como Mark Bryan que señalan que la ropa no tiene género.

Este ingeniero robótico estadounidense de 61 años que está casado y tiene 3 hijos, afirmó a Bored Panda que su objetivo principal es erradicar los estereotipos de género. "Prefiero un 'look masculino' por encima de la cintura y un look sin género por debajo de la cintura. Se trata de que la ropa no tenga género", comentó.

En la entrevista subrayó que su forma de vestir no tiene ningún elemento sexual y lo hace por la gran cantidad de opciones que ofrecen la ropa 'femenina'. "Solo soy un tipo promedio, heterosexual y felizmente casado. Amo a las mujeres hermosas, los Porsches, y solo quiero incorporar una falda y unos tacones en mi vestuario diario", declaró.

En cuanto a los más jóvenes, la generación Z va en cabeza en cuanto a tolerancia y la aceptación de aquellas personas que no encajan en los estereotipos de género ni sexualidad. Las nuevas generaciones quieren ser libres y poder vestir y llevar lo que quieran.

Estos ven a TikTok como una plataforma segura para mostrar su identidad y su forma de vestir sin ser juzgados por los demás usuarios.

A través del hashtag #femboy estos jóvenes se expresan libremente de una forma sana, redefiniendo lo que significa ser un hombre en el mundo actual sin que la sexualidad tenga nada que ver.

Al igual que las mujeres conquistaron en el siglo XX el pantalón, una prenda masculina, parece ser que el siglo XXI va a ser el momento en el que los hombres rompan por fin con los estereotipos de género y desaparezca la idea de que la ropa tiene que estar diferenciada por sexos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento