Mañueco insiste en pactar el PGC y avanza un Techo de Gasto de casi 11.000 millones y un endeudamiento del 1,1%

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha insistido en pactar con los grupos parlamentarios el Presupuesto General de la Comunidad y ha avanzado que el próximo jueves el Consejo de Gobierno aprobará un Techo de Gasto que rondará los 11.000 millones y contempla un endeudamiento del 1,1 por ciento del PIB.

El presidente de la Junta ha respondido de este modo a la pregunta formulada por el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Luis Tudanca, con la que ha arrancado el Pleno de las Cortes a través de la que abordaba la confianza de la ciudadanía en la política ante los casos de corrupción en referencia a la reciente sentencia de la Trama Gürtel.

En su respuesta a la cuestión el presidente ha detallado que la mejor forma de proteger a las personas de la Comunidad es contar con un presupuesto que asegure el mantenimiento de los servicios básicos como la Sanidad, la Educación y los Servicios Sociales, además de establecer medidas para favorecer la recuperación y el empleo, todo ello sin subir impuestos.

En cuanto a la corrupción, el Fernández Mañueco ha incidido en su rechazo. "La ciudadanía, donde yo me incluyo, nos indignamos y rechazamos la corrupción de todas las personas en todos los territorios y de todos los partidos, incluido el suyo, señor Tudanca", ha respondido el presidente a la cuestión planteada por el socialista.

"Ya sabía yo que no se iba a inmutar, mientras tenga el poder no se inmuta", ha respondido Luis Tudanca a las palabras del presidente, quien ha recordado que cuando Jesús Merino, condenado por la Gürtel, era vicepresidente de la Junta Mañueco "ya estaba ahí y no se inmutaba".

"Cuando Merino y los de la Gürtel robaban a manos llenas era el presidente nacional de la Comisión de Garantías de PP pero no se inmutaba, cuando en otras tramas empresarios llamaban 'Sicilia y León' usted no se inmutaba", ha lamentado Tudanca, quien también se ha referido a la trama Kitchen y a la contratación de José Ignacio Cosidó como asesor de la Junta.

En su intervención, Tudanca ha vaticinado que Mañueco volvería ha proponer pactos y grupos de trabajo que "luego no tiene la intención de cumplir". "Se escudan en la pandemia para no asumir ninguna responsabilidad", ha criticado el socialista, tras lo que ha recordado el "cierre" de los consultorios locales y las consultas telefónicas.

A esto ha sumado la situación por la que atraviesan trabajadores en Erte y autónomos "sin ayudas". "Y usted ni se inmuta", ha afeado.

"Diré algo positivo, siempre pensé que era imposible, con toda la responsabilidad que tuvo, que no se enterará de nada en corrupción, pero, viéndole hoy ejercer de presidente, pienso que era posible. No se entera ni de su Gobierno, hoy no tenemos presidente y Castilla y León no se lo puede permitir", ha concluido Tudanca.

Tras esta intervención el presidente de la Junta ha culpado a Tudanca de contribuir con intervenciones "incalificables" como la que este martes ha protagonizado en las Cortes a que los ciudadanos pierdan la confianza en la política. "Es un magnífico ejemplo de lo que rechaza la sociedad, política de trincheras, insulto y descalificación", ha explicado.

En su alocución, Fernández Mañueco se ha referido también a la proposición de Ley de PSOE y Podemos para designar a los vocales del Consejo General del Poder Judicial y se ha preguntado si no afecta a la confianza ciudadana "las agresiones que sufre la separación de poderes por el populismo de izquierdas".

"En un momento de dificultad la confianza se gana creyendo en la justicia y sin someterla como pretenden ustedes, trabajando con fuerza y todos unidos fomentando la concordia, apostando por la colaboración entre administraciones públicas", ha defendido Fernández Mañueco, quien ha vuelto a tender la mano al PSOE para pactar el Presupuesto General de la Comunidad para cumplir lo acordado en el Pacto de Reconstrucción.

Así, ha avanzado que el próximo jueves el Consejo de Gobierno aprobará un Techo de Gasto de unos 11.000 millones de euros con unas previsiones económicas "complicadas" y marcadas por la "caída de ingresos" que llevará a aprobar un endeudamiento en la Comunidad del 1,1 por ciento del PIB.

"Esta es la mejor forma de proteger a personas, familias y empresas, proteger los servicios públicos como la Sanidad, la Educación y los Servicios Sociales y favorecer la recuperación y el empleo", ha defendido Fernández Mañueco, quien ha garantizado que todas estos objetivos se cumplirán sin subir impuestos.

"Las personas necesitan confianza, lo que pide la sociedad es que nos entendamos, lo que quieren las personas es que arrimemos el hombro desde diálogo, el entendimiento y el acuerdo, deje la política de bastonazos", ha concluido Fernández Mañueco.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento