Obama admite que promesas electorales llevarán más tiempo de lo previsto

  • Su prioridad es la aprobación de un plan de reactivación económica. 
  • "Quiero ser realista: no podremos hacer todo lo que hablamos durante la campaña con el ritmo que habíamos esperado", aclara.
  • Destacó la urgencia de poner en marcha una reforma de salud.
  • Declinó hacer comentarios sobre asuntos de política exterior, en particular la ofensiva israelí en Gaza.
Barack Obama, durante la campaña electoral. EFE
Barack Obama, durante la campaña electoral. EFE
EFE

El presidente electo de EE UU, Barack Obama, ha admitido que sus promesas electorales, entre ellas el cierre de la prisión de Guantánamo, llevarán más tiempo del que anticipó y que su máxima prioridad ahora es la aprobación de un plan de reactivación económica.

No podremos hacer todo lo que hablamos durante la campaña con el ritmo que habíamos esperado

En una entrevista difundida este domingo por la cadena de televisión televisiva ABC, a nueve días de su investidura, Obama dijo que está "centrado en una tarea muy pesada, como es asegurar que ponemos en marcha un paquete de reinversión y recuperación" de la economía.

Tras su investidura, el próximo día 20, Obama tomará las riendas del Gobierno cuando EE UU afronta dos guerras abiertas, una nueva escalada de violencia en Oriente Medio, un déficit de más de un billón de dólares y una crisis económica que, en palabras del presidente electo, es muy "grave". "Aquí quiero ser realista: no podremos hacer todo lo que hablamos durante la campaña con el ritmo que habíamos esperado", admitió Obama en la entrevista, que fue grabada ayer, sábado.

Plan de estímulo

En ese sentido, Obama dijo que su Gobierno podrá corregir la marcha de la economía estadounidense, que perdió 2,6 millones de empleos en 2008, "pero llevará algún tiempo, no sucederá de la noche a la mañana", ya que se trata, afirmó, de la peor recesión desde la Gran Depresión de la década de 1930.

No podemos esperar tres, cuatro, cinco, seis o más meses cuando estamos perdiendo medio millón de empleos por mes

Ante la magnitud de la crisis económica, explicó Obama, él y su equipo promueven un plan de estímulo pensado para la creación o preservación de tres millones de empleos y una inversión para "algunos de los problemas estructurales que tenemos en nuestra economía".

Asimismo, el presidente electo destacó la urgencia de poner en marcha una reforma de salud, más inversiones en la infraestructura nacional y la tecnología de la información, la reforma educativa y la reforma de programas sociales como la Seguridad Social y "Medicare", un programa de asistencia médica para los ancianos y jubilados.

'President's Day'

Obama apoyó la idea de la presidenta de la Cámara de Representantes de EE UU, Nancy Pelosi, de que el Congreso tiene que aprobar el plan de estímulo a más tardar antes de la fiesta conocida como 'President's Day', que este año será el próximo 16 de febrero.

"Cuanto más temprano pongamos en marcha un paquete de recuperación y de reinversión, más temprano podremos corregir (el rumbo de) la economía. No podemos esperar tres, cuatro, cinco, seis o más meses cuando estamos perdiendo medio millón de empleos por mes", observó Obama, quien advirtió de que, según cálculos actuales, se podrían perder otros cuatro millones de puestos de trabajo en 2009.

El próximo presidente norteamericano, que salvo en el terreno económico ha dicho que presidente sólo hay uno en señal de respeto al todavía mandatario, George W. Bush, declinó hacer comentarios sobre asuntos de política exterior, en particular la ofensiva israelí en Gaza.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento