El 65% de las inspecciones laborales de Galicia se harán en la construcción

  • Están planificadas 4.907 controles de seguridad laboral.
  • Entre enero y noviembre, se produjeron casi 50.000 accidentes.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE A CORUÑA

Acabar con los accidentes laborales es un objetivo difícil de cumplir, pero no imposible. Y como uno de los sectores más afectados por esta problemática es el de la construcción, las administraciones se emplearán a fondo en él.

El 65% de las 4.907 órdenes de servicio que la Inspección de Trabajo ha planificado ejecutar en Galicia en 2009 en el ámbito de la seguridad laboral se centrarán en el sector de la construcción. Este tendrá una atención preferente, al igual que la que recibirán la actividad pesquera, la agroforestal y la naval.

La labor inspectora crecerá este año un 11,86%, según la Xunta, y los controles planificados representan el 59% de la actividad total prevista.

La Comisión Territorial de la Inspección de Trabajo en Galicia, integrada por la Consellería y el Ministerio de Trabajo, centrará las labores de este año en la prevención, el control del fraude en la contratación y la vigilancia de las situaciones de discriminación laboral de las mujeres.

De hecho, 895 órdenes de servicio (150 más que en 2008) se centrarán en el control de los contratos para evitar el fraude y 174 más lo harán para preservar la igualdad efectiva entre hombres y mujeres.

Durante el año 2008 se produjeron en Galicia casi 50.000 accidentes laborales. Entre enero y noviembre, la última cifra disponible, los accidentes con baja laboral sumaban ya 47.130 casos (unos 142 siniestros por día) y se habían producido 67 accidentes mortales.

Estas cifras, sin embargo, son mejores que las de 2007. En ese año se produjeron 95 accidentes laborales mortales, de los que 20 tuvieron lugar durante el desplazamiento al trabajo. Además, 56.818 siniestros causaron bajas laborales.

20.000 trabajadores, un inspector

Cuando se produce un accidente laboral todo el mundo se pregunta dónde estaba la Inspección de Trabajo, que no detectó -por ejemplo- los problemas de seguridad en una obra. Tal vez el problema sea que ese funcionario no da abasto para comprobar las denuncias de sindicatos y empleados.

En la provincia de Pontevedra, por ejemplo, hay sólo 19 inspectores de trabajo para 386.029 trabajadores en activo (según los datos de mayo de 2008). En las naciones más avanzadas de la UE (sin contar la ampliación a 27) la proporción se eleva a un inspector de trabajo por cada 12.000 empleados.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE A CORUÑA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento