La Generalitat obligará a cerrar a las diez de la noche a los comercios 24 horas

Un hombre con mascarilla en la puerta de un supermercado 24 horas de Barcelona. David Zorrakino / Europa Press
Un hombre con mascarilla en la puerta de un supermercado 24 horas de Barcelona.David Zorrakino / Europa Press
Europa Press

El PROCICAT ha aprobado la mañana de este lunes una resolución con nuevas medidas para la contención de la Covid-19 en Cataluña, entre ellas, que los comercios que habitualmente permanecen abiertos las 24 horas del día –por ejemplo, las tiendas de conveniencia, las anexas a las gasolineras o las ubicadas en municipios turísticos- cierren a las 22 horas y no puedan reabrir hasta las siete horas.

Por otro lado, el organismo interdepartamental concreta que en las áreas de servicio de autopistas y otras vías, las actividades de restauración se podrán prestar exclusivamente mediante servicios de entrega en el mismo establecimiento, sin utilizar los espacios interiores y garantizando en todo caso en el interior del establecimiento la entrega individual y separada a cada cliente.

Además, se suspenden las actividades cívicas y comunitarias grupales –como, por ejemplo, en los equipamientos cívicos- que impliquen presencialidad, salvo que se hagan por medios telemáticos sin que impliquen la presencialidad de los participantes. Se exceptúan de esta suspensión los programas y actividades de intervención socioeducativa, ocio educativo y de educación en el ocio de niños, adolescentes y programas de apoyo juvenil, así como actividades de intervención social y personales como los comedores de carácter social.

Estas limitaciones, ha señalado el Govern, siguen las orientaciones de la Organización Mundial de la Salud y se consideran, de acuerdo con los datos epidemiológicos y asistenciales actuales, "medidas proporcionales, idóneas, necesarias y justificadas para el control de contagios y protección de los derechos a la vida, la integridad física y la salud de toda la población" -específicamente de los colectivos más vulnerables- y para garantizar la capacidad de atención del sistema sanitario, tanto de las demandas generadas por la pandemia como de las derivadas otras patologías.

El conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Sàmper, ha explicado en una entrevista este lunes en Ràdio 4, que es una medida para evitar la venta de alcohol a jóvenes, que afecta a un sector limitado, y ha destacado que es una decisión que "pretende no llegar al toque de queda", al ser preguntado si se aplicará esta medida en Cataluña.

Sàmper ha hecho un balance positivo del primer fin de semana en que se aplicaban medidas para reducir la incidencia de la Covid-19, entre las que destaca el cierre de bares y restaurantes, y ha defendido que en esta segunda ola el Govern irá "por la vía de la terapia pedagógica, y de evitar medidas drásticas".

Sàmper ha reconocido que hay gente que no tiene voluntad de hacer caso de las medidas, ha dicho que es fácil engañar a la policía pero no al virus, y ha avisado: "Si con la terapia no salimos adelante, seremos más restrictivos, que es lo que no queríamos hacer".

Ha sostenido que intentarán no llegar a esa dureza, pero ha advertido que "hay la posibilidad del estado de alarma" en el caso de necesitar implementar restricciones a la libre circulación, tras lo que ha instado a que la ciudadanía demuestre que "saben hacer las cosas bien".

Sobre si se regulará el acceso a parques naturales tras el incremento de visitantes este fin de semana al Parque Natural del Montseny (Barcelona), Sàmper ha explicado que es una competencia de las diputaciones y ha pedido que no se vuelvan a ver las imágenes de este fin de semana, de aglomeraciones en la montaña: "No es sostenible, ni para nosotros, ni para el Montseny".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento