Alargar el plazo de devolución, vender la vivienda... ¿qué hago si no puedo pagar la hipoteca?

Es un buen momento para optar por la subrogación hipotecaria.
La primera opción es tratar de negociar con el banco una solución.
CANVA

Tras la crisis económica de 2008, muchas familias tuvieron serias dificultades para hacer frente al pago del préstamo hipotecario. El impacto económico y social provocado por la crisis sanitaria actual ha vuelto a afectar a multitud de hogares pero, ¿cuáles son las alternativas ante esta situación? 

Si existen problemas de liquidez para el pago de las cuotas mensuales de la hipoteca, "la peor opción es llegar a una situación de impago, porque ésta genera elevados intereses de demora y da pie a que la entidad inicie un procedimiento que puede terminar con el embargo", subrayan en OCU Inmobiliario

La primera opción es contactar con la entidad bancaria y buscar una solución al problema para evitar el impago. Una de las medidas puede consistir en alargar el plazo de amortización del préstamo, aunque también puede haber una negociación de un nuevo plan de pagos. No obstante, en el peor de los casos, habría que poner en venta el inmueble.

Negociar la nueva situación económica con el banco

Según el análisis realizado por HelpMyCash, se puede llegar a un acuerdo con el banco para que nos ofrezca una carencia hipotecaria total o parcial, esto es, "pedirle al banco que nos permita no pagar las cuotas o abonar solo la parte de los intereses durante un tiempo". 

Otra alternativa, como hemos comentado anteriormente, es alargar el plazo de amortización "para bajar el precio de las mensualidades" o pedir una reunificación de las deudas "y pagar una única cuota más baja". 

El Gobierno central puso en marcha una serie de medidas para paliar las consecuencias negativas derivadas de la pandemia y una de ellas era la moratoria para aliviar el pago de las hipotecas. Al margen de esta medida, la primera solución a la que suelen acogerse los clientes es a alargar el préstamo a través de una novación. 

Vender el inmueble, una opción a valorar

En el caso de que la negociación fracase, la opción es buscar formas de conseguir una mayor fuente de ingresos y recortar los gastos que no sean imprescindibles. En muchas ocasiones esto es imposible, por lo que la única alternativa es tratar de vender la vivienda y cancelar la deuda pendiente con la entidad. 

Esta opción presenta varios problemas porque "conseguir que nos den una nueva hipoteca para comprar otra vivienda será muy difícil", indican los expertos de HelpMyCash. Del mismo modo, alquilar un piso puede resultar más costoso que pagar las cuotas hipotecarias. Por tanto, "es muy importante que nos tomemos un tiempo para valorar si la venta realmente nos conviene". 

Dación en pago de la hipoteca

¿Alguna vez has oído hablar de la dación en pago? Esta puede ser una solución al problema al ofrecernos "la posibilidad de entregar la vivienda hipotecada al banco para saldar toda la deuda". Así, no deberás más dinero y "los bienes presentes y futuros quedarán a salvo". 

Las entidades no están obligadas a aceptar la dación en pago, salvo que se cumplan los requisitos del Código de Buenas Prácticas Bancarias. ¿En qué consiste? Si un cliente se encuentra en una situación de extrema vulnerabilidad, se puede acoger a este código si la entidad está adherida. Así, tendrá acceso a varias soluciones para evitar el impago.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento