El TSJC avala las restricciones del Govern para frenar la Covid-19

Terraza de un bar vacía en Barcelona, Cataluña (España) a 14 de octubre de 2020.
Una terraza de un restaurante de Barcelona vacía.
David Zorrakino - Europa Press

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha autorizado este viernes las nuevas restricciones acordadas por el Govern de la Generalitat para frenar la propagación del coronavirus que requerían su aval porque afectan a los derechos fundamentales. Se trata de la prohibición de reuniones de más de seis personas, la suspensión de la actividad presencial en las universidades y la limitación de aforo en las actividades de culto.

Con la decisión del TSJC, estas medidas, que habían quedado en suspenso en la resolución del Govern publicada la noche de este jueves en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC), podrán entrar en vigor de forma inmediata.

Las restricciones

El paquete de restricciones del Govern, con una duración inicial de 15 días, no solo prevé la prohibición de reuniones de más de seis personas, la suspensión de la actividad presencial en las universidades y la limitación de aforo en las actividades de culto. También contempla el cierre de bares y restaurantes, limitar la ocupación al 50% en espectáculos culturales y al 30% en comercios, y cerrar los servicios de estética con contacto a excepción de las peluquerías.

Además, los gimnasios tienen que funcionar al 50% de su capacidad y con cita previa y hora de cierre a las 23 horas y los parques de atracciones y estructuras recreativas desmontables tienen que frenar su actividad. Se paralizan también las competiciones deportivas no profesionales de ámbito catalán, aunque no los entrenamientos, y se recomienda el teletrabajo.

Unos mil restauradores y comerciantes claman contra el cierre

La concentración convocada este viernes en la plaza Sant Jaume de Barcelona por restauradores y comerciantes para protestar contra el cierre de los establecimientos de restauración decretado por el Govern ha congregado, según la Guardia Urbana, a un millar de personas, que han lamentado que se les responsabilice por el aumento de contagios de coronavirus.

Con una cacerolada y bajo el lema "No somos el problema", la protesta ha sido secundada por entidades como el Gremio de Restauración de Barcelona, Barcelona Oberta, Comertia Retail, las patronales Foment Treball y Pimec y representantes de las principales asociaciones y ejes comerciales de la ciudad.

A las 12 horas, los asistentes se han concentrado ante el Palau de la Generalitat a gritos de "No al cierre" y "No somos culpables".

Los manifestantes han alertado que la decisión del ejecutivo catalán destruirá centenares de puestos de trabajo y llevará a la bancarrota a muchas compañías, ya en situación crítica por el parón económico durante el estado de alarma y la mala temporada turística.

A la concentración de la plaza Sant Jaume se han sumado también los trabajadores del ocio nocturno, que permanece cerrado desde el pasado julio y cuyas principales entidades se manifestaban hoy también ante la catedral de Barcelona.

Algunos de los congregados han lanzado huevos a la fachada de la Generalitat, mientras otros han continuado, con pitos y bocinas, por Via Laietana, la plaza Urquinaona y otras arterias del centro de la capital catalana.

2.853 casos y 15 fallecidos más

Cataluña ha registrado hasta este viernes 194.298 casos confirmados acumulados de coronavirus --167.455 con una prueba PCR--, 2.853 más que en el recuento del jueves, ha informado la Conselleria de Salud de la Generalitat.

La cifra de fallecidos total se sitúa en 13.577, 15 más que los registrados el jueves: 8.265 en hospital o centro sociosanitario, 4.199 en residencia, 850 en domicilio y 263 que no son clasificables por falta de información.

En cuanto a los pacientes ingresados actualmente, la cifra se sitúa en 1.101, lo que supone un aumento de 39 respecto al último recuento.

Un total de 191 pacientes se encuentran ingresados en la unidad de cuidados intensivos (UCI), tres mas que en el balance anterior.

La tasa del riesgo de rebrote ha bajado: el jueves alcanzaba un nivel de 378,41 y, 24 horas después, está en 367,28, mientras que la velocidad de reproducción de la enfermedad (rt) se ha situado en 1,37.

En las residencias de ancianos ha habido hasta ahora 19.216 personas que han dado positivo, de las que 6.634 han muerto y 75 se encuentran actualmente ingresadas, ninguna en la UCI. 

En la comarca del Barcelonès (Barcelona) se han contabilizado 70.470 casos confirmados acumulados de coronavirus desde el inicio de la pandemia, con 5.599 muertes, mientras que actualmente hay 317 pacientes ingresados --59 de ellos en la UCI--; el riesgo de rebrote es de 430,88.

En Osona (Barcelona) se han contabilizado 4.837 casos confirmados acumulados de coronavirus desde el inicio de la pandemia, con 386 muertes, mientras que actualmente hay 37 pacientes ingresados --nueve de ellos en la UCI--; el riesgo de rebrote es de 964,61.

En el Gironès (Girona) se han registrado 5.873 casos confirmados acumulados de coronavirus desde que empezó la pandemia, con 224 muertes; actualmente hay 24 pacientes ingresados, de los que cuatro están en la UCI, mientras que el riesgo de rebrote es de 435,56.

Respecto a la comarca de la Cerdanya (Girona), desde el inicio de la pandemia ha habido 472 casos confirmados acumulados de coronavirus, de los que seis han muerto, mientras que actualmente hay tres pacientes ingresados --ninguno de ellos en la UCI--; el riesgo de rebrote es de 297,33.

En el Baix Ebre (Tarragona), desde el inicio de la pandemia ha habido 1.296 casos confirmados acumulados, de los que 36 han muerto, mientras que actualmente hay seis pacientes ingresados --ninguno de ellos en la UCI--, y el riesgo de rebrote es de 570,70.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento