Britney Spears logra un pequeño triunfo en la batalla legal por recuperar su libertad

La cantante Britney Spears.
La cantante Britney Spears.
GTRES

Los entresijos legales de Britney Spears han dado mucho que hablar desde que, en 2008, la cantante sufriera un episodio psicótico y tuviera que ser ingresada en el hospital psiquiátrico de UCLA donde, aparentemente, se le diagnosticó una enfermedad mental grave.

Desde este momento, el padre de Britney, Jamie Spears, por la vía legal, consiguió la custodia y el control de la vida pública y privada de su hija, privando a esta de su libertad y provocando que sus millones de fans creasen el movimiento #FreeBritney para liberar a la cantante del yugo impuesto por el juez y por su padre.

Sin embargo, y tras 12 años de tutela, el miércoles 14 de octubre Britney Spears obtuvo una pequeña victoria en el último juicio celebrado en Los Ángeles. La cantante, que actualmente se encuentra inmersa en un juicio para deshacerse del control de su padre, consiguió que el juez aprobase su petición de extender el equipo legal de su tutela judicial.

La abogada de Jamie Spears, Lauriann Wright, aseguró al tribunal que la petición de la artista suponía un enorme gasto y que, por tanto, debía ser anulada. Ingham, abogado de Britney, respondió que Jamie estaba tratando de alargar el juicio para, así, extender de manera indefinida su poder sobre la artista.

Ingham expuso que "Britney quiere vivir su vida en sus propios términos: yendo a comer con amigas o a la peluquería sin pedir permiso. También quiere poder ver más a sus hijos" de los que solo conserva un tercio de la custodia y que, actualmente, residen en Los Ángeles junto a Kevin Federline, expareja de Britney.

Por si la cantante de Toxic no tuviera suficiente, durante el pasado mes de agosto, su hermana Jamie Lynn Spears, fue nombrada administradora de la fortuna de Britney. Así, la protagonista de Zoey 101, ha conseguido obtener el control de la fortuna de su hermana y, junto a sus padres, no deja que Britney ni sus hijos tengan acceso a la enorme fortuna de la cantante.

En el año 2004, Britney creó un fideicomiso para proteger el futuro de sus hijos, pero tras sus crisis psicológicas, una enmienda provocó que, en 2018, esta parte de la fortuna de la cantante estuviera, también, en manos del padre de esta, quien, desde entonces, administra los bienes de los hijos de la cantante.

Sin embargo, y a pesar de la pequeña victoria de Britney en este último encuentro con la justicia, la batalla por la custodia de la cantante se extenderá, como mínimo, hasta febrero de 2021. La fortuna que la cantante de Baby one more time acumula supone un pastel bastante suculento que nadie parece estar dispuesto a compartir.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento