De pinchos por San Sebastián: ruta por sus míticas calles

Ayuntamiento y Jardines de Alderdi Eder.
Ayuntamiento y Jardines de Alderdi Eder.
Wikipedia / Miguel Ángel García

San Sebastián es una de las míticas ciudades del País Vasco, un lugar que cada año atrae a miles de turistas, deseosos de apreciar las playas, el entorno montañoso, las calles llenas de historia, la forma de vida del norte de España y, también la gastronomía. 

Uno de los mejores planes para hacer en el País Vasco y, concretamente, en ciudades como San Sebastián es, sin duda, ir de pinchos por sus céntricas calles y degustar tanto la gastronomía clásica como las creaciones más nuevas. 

Solo con dar un paseo por la Parte Vieja de San Sebastián ya se pueden observar bares de todo tipo con las barras repletas de pinchos (o pintxos, en euskera), los cuales contrastan con las tiendas de lujo y los edificios más emblemáticos de la ciudad, una combinación perfecta para disfrutar de esta zona al completo. 

Para comenzar esta guía, primero hay que situarse en una de las zonas más visitadas de San Sebastián, la Parte Vieja. Esta se encuentra al pie del monte Urgull, entre el puerto y la desembocadura del río Urumea: tiendas, restaurantes, bares de pintxos y un ambiente animado en cualquier época del año. 

Algunas de las recomendaciones que se pueden hacer para ir de pinchos por la zona del Casco Viejo son la calle Fermín Calbetón, la calle Pescadería o la calle 31 de agosto, tal y como indican en la web de turismo de Euskadi. 

En primer lugar, el Tamboril, ubicado en la calle Pescadería, destaca por sus champiñones y sus pimientos rellenos. En la misma calle, se encuentran las ricas anchoas del Txepetxa o el bar Nestor, con sus codiciados pinchos de tortilla. El Zeruko se encuentra en esta misma vía, con una barra llena de pinchos para quien prefiera innovar.

Por otro lado, en la calle 31 de agosto se encuentra el Martínez, que posee pinchos de marisco. También está A fuego Negro, que ha ganado algunos premios en referencia a sus pinchos. Recomendables son también los mini-bocados del Txuleta, en esta misma calle. La Cuchara de San Telmo o La Viña también son recomendables.

Para los amantes de las brochetas de gambas, el Goiz-Argi  se encuentra en la calle Fermín Calbetón. También está aquí el Sport, conocido por su pincho de foie, entre otras creaciones. Borda Berri también es una buena opción a lo largo de esta calle. 

Además de estos lugares, se pueden encontrar muchos otros en los que poder degustar pinchos de todo tipo y para todos los gustos. Así, solamente hay que dejarse llevar por las calles y dejarse sorprender por cada uno de los locales con barras a rebosar de estas creaciones. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento