Melyssa sentencia a Tom en 'La isla de las tentaciones': "Me valoro ahora mismo todo lo que no me has valorado tú nunca"

Melyssa y Tom, en 'La isla de las tentaciones'.
Melyssa y Tom, en 'La isla de las tentaciones'.
Mediaset

Este miércoles, Melyssa Pinto tuvo su esperada hoguera de confrontación con Tom Brusse, su novio. Mientras hablaba con Sandra Barneda, dejó ver que había una posibilidad de que volviera con él y le perdonara, pero una vez apareció Brusse, Pinto cambió de actitud, se vino arriba y tuvo unas palabras muy contundentes con el que, hasta ese momento, seguía siendo su prometido.  

"¿No me miras a la cara? Normal, después de lo que has hecho agachas la cabeza, no tienes valor ni de mirarme a los ojos", le increpó en cuanto le vio. La misma actitud tomó Brusse en respuesta y, desde que se sentó, hizo lo mismo que durante todo el programa: explicar sus actos en base a los celos de Melyssa, a que con ella no podía ser él mismo y argumentando que "necesitaba ser feliz".

Melyssa le devuelve a Tom su anillo de compromiso

"¿Has venido a atacarme en vez de justificarte?", preguntó una perpleja Melyssa, que añadió: "Justo antes de entrar me pediste matrimonio, y tu compromiso es mentira. Me has vendido a un hombre que no existe, respetuoso, cariñoso... incluso te dije que había un 1% de posibilidades de que hubiera un flechazo y dejaste de hablarme durante días por ello", recordó Pinto.

"Yo era el amor de tu vida y la relación más profunda que habías tenido. Regálale el anillo a Sandra, que es el amor de tu vida ahora", comentó justo antes de devolverle el objeto. "Decíamos que, si uno de los dos cometía una traición,  saldría perdiendo el otro, y yo hoy pierdo nada", dijo con determinación.

Después, Melyssa siguió su alegato y, en esta ocasión, fue al comportamiento del empresario en Villa Montaña. "Vuestra casa es la mansión Playboy, y tú te has comportado como si fueras el dueño. Yo no necesito hacer juegos guarros y cerdos para ponerme caliente, porque ya sé lo que me gusta", reflexionó Melyssa, aludiendo al juego de los primeros días cuyas imágenes hicieron que corriera enfervorecida a por él.

Entonces, Brusse no aguantó más, se levantó, tiró el anillo con rabia y se fue durante unos minutos tras mascullar algo en árabe. Sin torcer el gesto, su novia dijo: "No pienso ir a buscarle". Después, Brusse regresó y, más templado, comenzó a explicarse: "Estaba muy enamorado de ti, eres una persona a la que he querido muchísimo, pero contigo no soy yo, no era feliz", comenzó. 

"Pero, por tu comportamiento, mi amor ha cambiado. Necesito pensar en mí y, además, empecé a pensar en otra persona", continuó. A Melyssa no le convenció su justificación. "No es el caballero perfecto y educado que dice ser, su vida es una completa farsa. Qué desgraciado eres", respondió Melyssa.

Tom se disculpa con Melyssa

Por su parte, Tom aprovechó para pedirle perdón a Pinto: "Primero, me quiero disculpar por hacerte daño. Te quiero, te lo digo en serio. me he dejado llevar. Escúchame, lo siento, mucho, de verdad". Pero sus palabras no sirvieron para calmar las aguas, y mucho menos cuando les pusieron las imágenes que Melyssa no había visto aún, como las pertinentes a las ocasiones en las que Tom había mantenido relaciones sexuales con otra tentadora

"Pensé que, al menos, rogarías por mi amor. Si no eras feliz, deberías habérmelo dicho antes", explicó. "Eres lo peor que ha criado este mundo, en mi vida había sufrido tanto, nunca me habían hecho esto. ¿Pero cómo se supone que se lo voy a contar a mis padres?", añadió Melyssa, visiblemente afectada al hablar de su familia. 

"Cerdo de mierda, ¿cómo has podido? Dímelo mirándome a la cara. ¿No te da vergüenza que tu padre te vea diciendo esto? Te la has follado, te has acostado con ella. ¿Te has enamorado de ella?", preguntó Melyssa. En respuesta, Tom argumentó que estaba a gusto, que se dejó llevar y que no está enamorado de Sandra. "Tengo sentimientos. Estoy bien, mejor, diferente... soy yo mismo con ella, lo siento", terminó. 

"No lo sientas, porque me das asco, eres la peor decepción que me he llevado en mi vida. Tienes un corazón podrido y ella es otra guarra asquerosa que se ha dejado llevar por tus mentiras", siguió. Finalmente, comunicó a Sandra Barneda su decisión de abandonar el programa sola:

"Espero no cruzármelo nunca más en la vida. Acaba de perder todo el valor que tiene una persona y yo he subido de rango, soy mejor persona que él. Me quiero ir con mi familia, quero resguardarme con las personas que me quieren de verdad. Me voy con la cabeza muy alta y muy orgullosa de mí. Todo lo que no me has valorado tú, me lo valoro yo ahora mismo. Cualquier hombre querría estar con una persona como yo. Ni me escribas ni me hables", terminó Melyssa.

El programa se reserva hasta su siguiente entrega si el empresario continúa conociendo a Sandra en La isla de las tentaciones, si se va con ella o si se marcha solo. Eso sí, Brusse declaró que el fin de su relación con Melyssa marcaba "el inicio de una nueva vida", que "no podía más" y que se sentía "liberado".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento