¿Eres ectomorfo, mesomorfo o endomorfo? Qué son los somatotipos y qué dicen de nosotros

  • Se trata de una popular clasificación  que ideó el psicólogo William Herbert Sheldon en la década de los 40 y los 50,
Somatipos
Los tres somatipos puros.
Granito Díaz/Wikimedia Commons

No todos los cuerpos son iguales y esto tiene que ver con el somatotipo. Existen tres: ectomorfo, mesomorfo y endomorfo. Cada uno de ellos tiene unas particularidades que conviene conocer para comprender por qué nos puede costar adquirir peso o eliminar la adiposidad acumulada. 

Pero ¿qué es el somatipo? Se trata de una manera de clasificar los tipos de cuerpos y sus características teniendo en cuenta sus características morfológicas que ideó el psicólogo William Herbert Sheldon en la década de los 40 y los 50, una teoría que se hizo tan popular como para influenciar al psicólogo Abraham Maslow ol escritor Aldous Huxley.

Según estableció Sheldon, habría tres somatipos puros, aunque también una escala de siete posibilidades tendentes a uno u otro perfil. Otros Heath y Carter los 90 la ampliaron, llegando a contar unas 13 categorías entre las cuales estaban endomorfo balanceado, mesomorfo-ectomorfo o ectomorfo-endomorfo, entre muchas otras.

No obstante, aunque es frecuente encontrarse estas aproximaciones hoy día, sobre todo en el ámbito de la nutrición y la práctica deportiva, todas las teorías psicológicas asociadas a estos tipos de físicos se consideran anticuadas por parte de la mayoría de científicos modernos y sirven poco más que para describir un aspecto o estructura determinados.

Somatotipo 1: ectomorfos

El primero de los somatotipos es el ectomorfo. Las personas que encajan en él son delgadas, tienen poca grasa almacenada en su cuerpo y les cuesta mucho ganar músculo. También, en algunos casos hacen dietas para aumentar de peso, ya que les cuesta mucho ganarlo pues tienden a todo lo contrario. 

Según el Instituto Internacional de Nutrición y Ciencias del Deporte (IINCD), quienes se encuadran dentro de este somatotipo suelen ser personas altas, con extremidades largas. Algunas modelos tienen este tipo de cuerpo, un ejemplo conocido podría ser la modelo Gisele Bündchen

Somatotipo 2: mesomorfo

El somatotipo mesomorfo es el deseado por muchas personas. Quienes encajan en él presentan bajos niveles de grasa, una cintura estrecha con hombros anchos y un cuerpo fuerte. Al contrario que los ectomorfos, a los mesomorfos no les cuesta ganar músculo, de hecho, muchos tienen un cuerpo marcado y musculado sin hacer apenas ejercicio con peso.

Como las personas que tienen este somatotipo no suelen almacenar tejido graso, pues si se musculan suelen llegar a conseguir una elevada masa muscular. Algunos ejemplos conocidos de cuerpos mesomorfos pueden ser Chris Hemsworth (actor) o Jessica Biel (actriz).

Somatotipo 3: endomorfo

El tercero y último somatotipo es el endomorfo. Las personas que encajan en él tienden a acumular grasa y suelen tener una estructura ósea en unas proporciones mucho mayores. De hecho, su cintura suele ser bastante ancha. A estas personas les cuesta mucho bajar de peso. 

Los somatotipos endomorfos deben tener mucho cuidado con la mala alimentación y el sedentarismo porque pueden terminar sufriendo enfermedades debido a la obesidad que pueden alcanzar. Una alimentación equilibrada y adaptada, así como ejercicio físico (cardiovascular y de fuerza) es importante. Un ejemplo es Brock Lesnar (luchador profesional).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento