Mutagénesis letal: hacer mutar al coronavirus hasta hacerlo inofensivo

Analisis de muestras de SARS-COV2 en un laboratorio.
Analisis de muestras de SARS-COV2 en un laboratorio.
KAI FORSTERLING / EFE

El SARS-CoV-2, como todos los virus, muta continuamente. Cuando entra en nuestro organismo, el patógeno empieza a multiplicarse, pero buena parte de su progenie es fruto de un error que altera su código genético, es decir, de una mutación.

Este proceso permite al virus mejorarse, pero tiene un riesgo. Si el código genético varía demasiado, se volverá indescifrable y el virus dejará de multiplicarse y de contagiar a otras células. A ese punto, se busca empujar artificialmente al coronavirus con el uso de fármacos mediante un proceso llamado mutagénesis letal.

"Se trata de hacer mutar a un virus más de lo que pueda aguantar", declara declara Esteban Domingo, profesor de investigación del CSIC en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa y uno de los pioneros en la investigación sobre la mutagénesis letal.

"El punto clave de la mutagénesis letal es que esa facilidad para adaptarse del virus debido a mutaciones tiene un límite. Si se sobrepasa un valor umbral, ya son muy etéreas y dañinas para el virus, no permitiéndole multiplicarse ni seguir contagiando".

Sin modificaciones sustanciales

La mutación natural del virus supone, de hecho, que cerca de la mitad de los nuevos genes que se generan durante la infección son inefectivos y mueren. El objetivo es lograr que esto sea así en el 100% de los casos.

"Puedes pensar en un texto de 10.000 caracteres", explica Armando Arias, profesor de biomedicina en la Universidad de Castilla la Mancha. "Si cambias uno, dos o tres de esos caracteres, por el contexto, vas a poder entender lo que dice el texto, pero si aumentas el número de errores a 10, 20 o 30 veces, va a llegar un momento en el que las frases no van a tener sentido y si las frases no tienen sentido, el mensaje no se transmite. La transmisión del mensaje en biología significa que un organismo viva o muera".

Se calcula que una mutación se acumula y prospera, desarrollando un nuevo linaje del SARS-CoV-2, dos veces al mes. Sin embargo, desde que este coronavirus saltó al ser humano a finales de 2019, ninguna de estas mutaciones ha generado un cambio que provoque modificaciones sustanciales en cuanto a la transmisión o la letalidad.

Tampoco se espera, aunque la posibilidad exista, que el coronavirus vaya mutar hasta su desaparición por sí mismo, que es precisamente lo que se busca con los medicamentos que, teóricamente, generan la mutagénesis letal de los virus.

"El virus puede mutar y perder virulencia hasta extinguirse espontáneamente, pero eso es muy poco probable", declara el doctor Julio García, portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc), que se muestra escéptico sobre la posibilidad de que la mutagénesis letal pueda ser controlada a tiempo para actuar contra la Covid-19. "Se podría buscar algún mecanismo para que disminuyera la virulencia del virus mediante su mutación, pero es un proceso bastante complejo que ahora mismo no es asumible".

Dos fármacos prometedores

El profesor Esteban Domingo, por su parte, sí considera que es una opción viable, basándose en la existencia de dos medicamentos –Favipiravir y Rivadivina– que se han usado con anterioridad contra la gripe y enfermedades respiratorias infantiles y podrían tener la capacidad de acelerar la mutación del coronavirus.

Hasta la fecha, se han publicado dos investigaciones sobre la aplicación de fármacos que causan mutagénesis letal contra el coronavirus, en ambos casos con resultados alentadores. La primera de ellas, publicada el 29 de abril en Science, testó un medicamento experimental y la segunda, publicada el mes pasado en Nature, probó la eficacia del Favipiravir frente al SARS-CoV-2.

“Estas dos drogas mutágenas ya se han empleado como agentes antivirales con enfermos de distintos virus”, declara Domingo. “Yo tengo la esperanza de que estas sustancias se puedan ensayar en humanos para la Covid-19 y que se abra una nueva opción”.

Aún en el caso de que la ansiada vacuna contra la Covid-19 estuviera lista antes de que estos tratamientos lleguen a desarrollarse, los científicos consideran que los fármacos con capacidad de producir mutagénesis letal en el coronavirus, también serán útiles contra otros virus que puedan volver saltar en el futuro de animales al ser humano.

“La mejor carta de presentación de la mutagénesis letal es que generalmente puede ser empleada de manera indiscriminada contra cualquier virus RNA”, declara el profesor Armando Arias. “Aunque no lleguemos a tiempo para tratar esta infeccion por coronavirus, cualquier avance que estemos haciendo en este campo servirá para futuras epidemias o pandemias que suframos en los próximos años”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento