Madrid ya trabaja en un plan de restricciones para sustituir al estado de alarma desde el 23 de octubre

  • La Comunidad seguiría apostando por limitaciones en áreas básicas de salud, pero no se descartan otras medidas.
El vicepresidente, consejero de Deportes, Transparencia y portavoz, Ignacio Aguado; y el consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, comparecen en rueda de prensa en la Casa Real de Correos
El vicepresidente, consejero de Deportes, Transparencia y portavoz, Ignacio Aguado; y el consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, comparecen en rueda de prensa en la Casa Real de Correos
Oscar J. Barroso

El Gobierno de Pedro Sánchez se ha comprometido con la Comunidad de Madrid a no prorrogar el estado de alarma más allá de los 15 días para los que se dictó. Así lo anunció este miércoles el vicepresidente y portavoz del Ejecutivo autonómico, Ignacio Aguado, que a la vez también dio a entender que Moncloa no tiene intención de levantar antes de ese plazo las restricciones.

En esta coyuntura, la Consejería de Sanidad madrileña ya se encuentra trabajando en el plan que entraría en vigor una vez que decaiga el estado de alarma, la tarde del viernes 23 de octubre. De acuerdo con Aguado, esta estrategia está "muy avanzada" y pasaría por limitaciones de movilidad y actividad en las zonas básicas de salud con incidencias de contagios elevadas.

Este planteamiento inicial, pero no se descartan más restricciones. "Medidas contundentes", dijo el vicepresidente, que aseveró que el objetivo principal en Madrid debe ser "reducir al máximo" la incidencia actual de la Covid-19.

Aguado hizo referencia al ‘semáforo de riesgo’ que fijó esta semana la Unión Europea para coordinar la movilidad entre países miembros. Así, mencionó que el nivel verde, el que no contempla restricción alguna, se asocia con presentar una incidencia inferior a 25 positivos por cada 100.000 habitantes en 14 días y una positividad de pruebas diagnósticas por debajo del 4%.

"Creo que estos son los umbrales que debemos perseguir. Si vamos a ser o no capaces de llegar, lo veremos", insistió el vicepresidente, que indicó que llegar a la diciembre con unas cifras de incidencia, sería muy positivo.

Salvar la campaña de Navidad

"Si no somos capaces de reducir la incidencia acumulada de una forma radical, agresiva, eficaz, seguramente lleguen las navidades de una forma distinta a como nos las imaginamos", advirtió el portavoz del Gobierno regional.

"Sanidad y economía van de la mano", reiteró Aguado, que consideró que una bajada drástica de los contagios liberará presión sobre el sistema sanitario y, también, contribuirá a tener una buena campaña navideña en el comercio, en un año negro para el sector.

La estrategia que está elaborando Madrid tendrá que obtener el visto bueno del Ministerio de Sanidad. Los técnicos de ambas administraciones trabajan diariamente en el Grupo Covid-19, destacó Aguado, que confió en que, esta vez sí, ambos gobiernos logren conjugar sus distantes criterios de gestión.

"Lo ideal sería tener el apoyo y respaldo del Gobierno de España, sino es así será más complicado implementarla", valoró Aguado, que se mostró a favor de evitar "guerras" de políticas sanitarias. En este sentido, el vicepresidente reiteró que la vía de la imposición, en referencia al estado de alarma, no es deseable, y afirmó que "a ningún madrileño" se le escapa que detrás de la declaración del pasado viernes del Gobierno central "no solo hay criterios sanitarios".

En este aspecto abundó la presidenta autonómica en una entrevista en televisión. Isabel Díaz Ayuso volvió a insistir en que el estado de alarma era una "intervención" de la Comunidad de Madrid "por la puerta de atrás" y con motivación política. "Esto no es un enfrentamiento Ayuso-Illa como se está diciendo. Es un enfrentamiento de Pedro Sánchez contra la Comunidad de Madrid utilizando la salud como excusa", aseguró.

Críticas a Illa

"El ministro filósofo, que no médico", señaló la líder del Gobierno PP-Cs en referencia a Salvador Illa, "no sé de dónde extrae los datos", dijo sobre la bajada del umbral de incidencia de contagios (de 500 por 100.000 personas a 200 o 100) que defiende el ministro desde el martes.

En todo caso, Díaz Ayuso instó a Illa a hablar con "los cinco médicos de prestigio" que están al frente de su Consejería de Sanidad y que elaboran el plan de intervención por zonas básicas. Una forma de actual que volvió a tildar de "eficaz" contra la Covid-19.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento