Niños españoles que volvían del exilio en la URSS fueron interrogados en Madrid por la CIA en una operación de espionaje

  • La nueva serie documental de DMAX, ‘Project Niños’, profundiza en documentos desclasificados de la CIA sobre aquel suceso de los años 50. 
Una imagen que muestra a algunos de los pequeños españoles involucrados en la operación 'Project Niños'
Una imagen que muestra a algunos de los pequeños españoles involucrados en la operación 'Project Niños'
DMAX
El canal DMAX estrena el próximo lunes 19 de octubre, a las 22.30 horas, la serie documental Project Niños, la mayor obra sobre aquella operación secreta que se haya filmado, con los testimonios de muchos de los supervivientes de aquel suceso y de agentes de la CIA y la KGB que conocieron el caso.

Se fueron de España huyendo de la guerra, pensando que estarían lejos de sus familias apenas unos meses, seguros y bien alimentados en la antigua Unión Soviética. Estuvieron casi 20 años fuera, viviendo en la URSS. Al volver, aquellos niños españoles se encontraron en medio de una gigantesca trama de espionaje en plena Guerra Fría. 

El canal DMAX estrena el próximo lunes 19 de octubre a las 22.30 horas la serie documental Project Niños, la mayor obra sobre aquella operación secreta que se haya filmado, con los testimonios de muchos de los supervivientes de aquel suceso y de agentes de la CIA y la KGB que conocieron el caso. 

La Guerra Civil española marcó un trágico periodo que duró tres años y provocó más de medio millón de muertos. Ante la dramática situación que se vivía entonces en el país, más de 30.000 niños fueron enviados a un refugio seguro fuera de España. De ellos, en torno a 3.000 menores, principalmente vascos y asturianos, fueron trasladados a la Unión Soviética con la idea de que pronto podrían volver a casa. No fue hasta finales de los años 50, casi dos décadas después, cuando pudieron regresar a España.

La Agencia de Inteligencia Estadounidense, la CIA, les esperaba en Madrid para interrogarlos en el marco de una operación a la que bautizaron como Project Niños. Pero no venían solos. Entre los españoles que regresaron de la Unión Soviética, la agencia de espionaje rusa, la temible KGB, infiltró a agentes camuflados con una clara misión: el contraespionaje. "Entre los españoles, también estaban nuestros agentes, los que cooperaban con el KGB" afirma en el documental Oleg Nechiporenko, coronel retirado del KGB.

Project Niños se basa en los documentos de la CIA recientemente desclasificados tras más de 30 años guardados sobre esta operación de espionaje. Gracias a estos escritos y archivos sonoros, conoceremos por qué entre los años 50 y 60 España se convirtió en el epicentro de la Guerra Fría y en escenario de un juego de espías y contraespías al servicio de los principales servicios secretos del mundo.

Y es que, bajo una aparente campaña de reencuentro familiar, la CIA presionó al régimen de Franco para llevar a cabo exhaustivos interrogatorios a los retornados con el fin de buscar información clave sobre los sistemas de armamento soviéticos. “Nos llevaron a Madrid, con la familia completa, y teníamos interrogatorio por la mañana y por la tarde. Las preguntas eran ¿dónde habías estado?, ¿dónde habías trabajado? ¿qué es lo que se hacía?” afirma Cecilio Aguirre, uno de los muchos “niños de Rusia” que regresaron a España y que participan en esta serie documental de DMAX.

Pero además de expertos en espionaje, documentos y archivos, Project Niños recoge entrevistas inéditas con aquellos niños, hoy ancianos, que fueron protagonistas y actores involuntarios en esta red de espionaje durante la Guerra Fría y cuyos testimonios aportan un valor incalculable para que, "gracias a esta serie, sus vivencias salgan a la luz y permanezcan en el tiempo", avanza DMAX.

Teresa Alonso, Santiago Martínez, Chelo Argüelles o Manuel Arce son los nombres de algunos de los cerca de 2000 "niños" que participan en esta serie documental para compartir al detalle cómo vivieron su salida de España, los años en el exilio, y cómo tras esta experiencia, nunca volvieron a ser los mismos. 

Y es que, muchos de ellos, a su regreso se sintieron marginados por la sociedad española de la época y, hartos de ser interrogados, decidieron regresar al país que les acogió siendo niños. "En aquella época se creía que íbamos para 5 o 6 meses. La República iba a vencer y luego volveríamos a España" afirma Ángel Belza, uno de ellos. "Pensaba que íbamos a ir en barco y estaba muy contento porque íbamos de excursión y volveríamos pronto" recuerda Manuel Arce.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento