María Pombo cuenta en 'El Hormiguero' que acude al psicólogo para gestionar "lo bueno y lo malo de ser 'influencer'"

María Pombo, en 'El hormiguero'.
María Pombo, en 'El hormiguero'.
ATRESMEDIA

Tiene más de 1,6 millones de seguidores en Instagram para los que tiene que generar contenidos a diario, pero saber gestionar la presión de su profesión, María Pombo le comentó a Pablo Motos en su visita a El hormiguero este martes que "he tenido que ir al psicólogo".

"Voy por varios temas, ya que llevo seis años trabajando en esto y al final tienes que lidiar tanto lo bueno como lo malo. Y se me ha juntado el embarazo, la enfermedad... y fui a que me ayudaran a gestionar todas estas cosas", afirmó.

En redes sociales tiene muchos followers que destacan "que soy muy guapa o les gustan mis publicaciones", pero también existen los haters, que incluso le han llegado a decir "ojalá te mueras o que gorda estás" y señaló que "eso es lo más suave", mientras el presentador no daba crédito a las declaraciones de su invitada.

También recordó cómo fue su padre el primero en ponerle "los pies en el suelo" tras las primeras peticiones de fotografías de sus fans: "Habíamos salido a comer y estaba en el ascensor con mis padres cuando me pidieron las primeras fotografías. En ese momento mi padre me dijo: Recuerda que eres mortal".

"En ese momento no lo entendí, pero me explicó que, en la antigua Roma, a los emperadores les ponían un siervo que les recordaba eso mismo, que eran mortales, y esa era la forma de hacer que no se les subiese el éxito o la fama a la cabeza", afirmó la influencer.

También comentó que, pese al equipo de más de 16 personas que lleva detrás para sus publicaciones en Instagram, las fotos que más likes logran son "las más naturales", que "gustan más que las producidas".

Por último, quiso destacar que las influencers que le inspiran son "cuentas de Estados Unidos porque van un pasito por delante y son algo más originales".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento