Las dudas de los nacionalistas dificultan prorrogar el estado de alarma en Madrid

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, junto al presidente Pedro Sánchez.
El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, junto al presidente Pedro Sánchez.
EFE

El estado de alarma estará vigente en nueve municipios de la Comunidad de Madrid, entre ellos la capital, hasta el próximo 24 de octubre, tal y como establece el decreto aprobado el pasado viernes por el Gobierno. Pero, si el Ejecutivo considerase necesario alargarlo más allá de esa fecha, tendría que recibir la aprobación del Congreso. Y no tiene ni mucho menos asegurada una mayoría para ello.

Por el momento, el Ejecutivo insiste en que espera que la aplicación de un confinamiento perimetral en Madrid y otras ocho localidades solo durante 15 días sirva para que los datos de contagios bajen y se controle la segunda ola de la pandemia. Así lo aseguró este mismo martes el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que rechazó la exigencia de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, de levantar inmediatamente el estado de alarma.

Pero Illa, no obstante, no quiso descartar que el Gobierno vaya a pedir al Congreso una prórroga de la alarma si los casos no bajan lo suficiente, ya que "el objetivo no es bajar de 500, sino incluso de 100" casos por cada 100.000 habitantes. Y aunque el Ejecutivo no quiere entrar a valorar ese escenario, lo cierto es que no tendría tan fácil obtener la autorización de la Cámara Baja.

Dando por descontado que PP -junto a sus socios de UPN y Foro- y Vox votarían en contra de cualquier iniciativa del Gobierno para prorrogar la alarma, y que Cs haría lo propio pese a las diferencias del vicepresidente madrileño Ignacio Aguado con Ayuso, el Ejecutivo contaría con 153 votos en contra. Frente a ellos, el Gobierno cuenta con 155 votos seguros, que con sus socios nacionalistas e independentistas aumentarían a más de 180 apoyos, en el mejor de los casos.

El problema es que estas formaciones no tendrían tan sencillo apoyar o siquiera abstenerse una medida como el estado de alarma que permite al Gobierno central intervenir temporalmente las competencias de una autonomía, y si votaran en contra, la alarma decaería. Este martes, el portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián, respondía con evasivas al ser preguntado por la posición de los republicanos sobre una eventual prórroga del estado de alarma.

Una patata caliente en época electoral

"No hablamos de futuribles, lo que conviene hoy es señalar la enorme irresponsabilidad de Ayuso y el PP, que han decidido traficar con la vida de los madrileños para hacer política, y eso es terrible", señalaba Rufián. Pero fuentes parlamentarias admiten que los republicanos tendrían complicado explicar en Cataluña que dan luz verde al Gobierno a la hora de recortar, siquiera levemente, la autonomía de una comunidad, especialmente en un momento en el que se ha fijado la fecha de las elecciones catalanas para el 14 de febrero y ERC y JxCat llevarán a las urnas su pelea del último año por la hegemonía del independentismo.

Un problema similar, aunque sin elecciones a la vista, podría tener el PNV. El pasado viernes, su número uno, Andoni Ortuzar, aseguró estar "espantado" con la situación en la Comunidad de Madrid, y censuró el "pulso" mantenido entre Sánchez y Ayuso "por quién ganaba notoriedad o superioridad". Y el parlamentario vasco Javier Tellería, por su parte, alertó de que "en un momento determinado, el Estado, por razones subjetivas que ellos puedan decir que son objetivas, va y te interviene y puede laminar" las competencias sanitarias.

EH Bildu, por su parte, no se ha pronunciado en relación a la declaración del estado de alarma en la Comunidad de Madrid. Pero es lógico esperar que, si el PNV tuviera dudas a la hora de abstenerse o votar a favor de una prórroga, a los abertzale les ocurriera lo mismo, además de por el contenido de la medida, por la comparación con sus rivales nacionalistas.

El Gobierno es consciente de estas dificultades, y por ello no ha valorado aún una posible prórroga del estado de alarma, al menos públicamente. "Cuando lleguemos a ese río, cruzaremos ese puente, el ministro de Sanidad ha confiado en que las medidas adoptadas puedan mejorar la situación epidemiológica en la Comunidad de Madrid y que eso haga innecesaria una prórroga", por lo que "no están teniendo lugar conversaciones" para ello, afirmaba el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, este martes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento