Parado el desalojo "inminente" del local del Raval ocupado por el Sindicato Mantero de Barcelona

  • Se ha llegado a un acuerdo de última hora con la propiedad, Criteria (de la Fundació la Caixa),
Más de un centenar de personas protesten en un ambiente festivo contra el desalojo de La Caracola del Raval de Barcelona.
Más de un centenar de personas protesten en un ambiente festivo contra el desalojo de La Caracola del Raval de Barcelona.
ACN

Parado el desalojo "inminente" de los tres locales del Raval de Barcelona ocupados por La Caracola, el Sindicato de Manteros y el Espacio del Inmigrante. Así lo anunció el pasado jueves el regidor de Drets de Ciutadania de Barcelona, Marc Serra, que explicó que se ha llegado a un acuerdo de última hora con la propiedad, Criteria (propiedad de la Fundació la Caixa), para evitar el desalojo de los locales, que tenían fecha de desalojo abierta hasta el 15 de octubre. 

A iniciativa del Ayuntamiento se ha acordado con Criteria iniciar un proceso de mediación de un máximo de 45 días para encontrar una alternativa conjunta para realojar a las personas en situación de vulnerabilidad que viven en los locales y a la vez buscar un espacio para la tarea social, por ejemplo, del sindicato.

Serra remarcó que el acuerdo "corresponsabiliza" tanto al consistorio como a la entidad financiera.

En ningún caso se entendería que los locales quedasen vacíos y volviesen a ser ocupados por actividades delictivas, como había ocurrido en el pasado.

El regidor de Ciutat Vella, Jordi Rabassa, indicó que "hace meses que los locales están ocupados por personas y colectivos que trabajan por el barrio y llenan de vida unos locales que estarían vacíos únicamente para especular con ellos".

Por eso, dijo que "lo mejor" que se puede hacer es dar continuidad a los colectivos y atender a las personas vulnerables que viven.

El acuerdo contempla buscar alternativas habitacionales para los vecinos que viven en los locales y encontrar espacios para que los colectivos desarrollan su tarea social.

Lamine Sarr, del Sindicato Mantero, explicó que la ocupación del local respondía a la "inseguridad y a las quejas de los vecinos por los narcopisos.

"Hemos hecho muchos proyectos, talleres, como coser batas y mascarillas durante la pandemia", ha remarcado Sarr, asegurando que lo han hecho sin recibir "nada" por parte de las administraciones.

"Hoy vemos que toda esta tarea está reconocida por el barrio del Raval, que se ha movilizado, pero no por parte de las instituciones, que han estado ausentes hasta el final", lamentó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento