El Gobierno impone el estado de alarma en la Comunidad de Madrid durante 15 días desde este mismo viernes

Consejo de Ministros que ha decretado este viernes el estado de alarma en la Comunidad de Madrid.
Consejo de Ministros que ha decretado este viernes el estado de alarma en la Comunidad de Madrid.
Secretaría de Estado de Comunicación
Consejo de Ministros que ha decretado este viernes el estado de alarma en la Comunidad de Madrid. Secretaría de Estado de Comunicación

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este viernes el decreto de estado de alarma que se aplicará en la Comunidad de Madrid que unas horas antes había acordado un Consejo de Ministros extraordinario. Con la publicación, entra en vigor inmediatamente y tendrá una duración de 15 días. El Gobierno central no asume ninguna competencia autonómica o municipal de los lugares con restricciones de movimientos, pero en el texto queda claro que será la "autoridad competente" a efectos del estado de alarma. Esto se reflejará en que el Consejo de Ministros será el órgano competente para decidir qué ciudades entran o salen de las restricciones en las dos próximas semanas.

"El presente real decreto entrará en vigor desde el instante mismo de su publicación en el Boletín Oficial del Estado", termina el texto, firmado por el rey, que se ha publicado a las 17 horas de este viernes, con una premura con la que el Gobierno quería intentar evitar un éxodo masivo desde Madrid a otras zonas del país para pasar el Puente del Pilar. A decir por gran actividad que se ha registrado en las últimas horas en las vías de salida de la capital, está en duda que lo haya conseguido. 

La declaración del estado de alarma es el final, de momento, del tira y afloja de las últimas semanas entre el Gobierno central de Pedro Sánchez y el autonómico de Isabel Díaz Ayuso, que ha terminado con la decisión por parte del Ejecutivo central y en contra del gobierno del autonómico de imponer restricciones a la movilidad con legislación de excepción.

Según ha explicado el ministro de Sanidad, Salvado Illa, el estado de alarma tendrá una duración de 15 días y más allá de ese periodo el Gobierno no prevé e momento tener que pedir prórroga al Congreso. Cuando termine este primer periodo, las restricciones en Madrid durarán ya 23 días e Illa ha esperado que la Comunidad se encuentre para entonces en un "horizonte de estabilización".

El ministro ha recordado que se trata simplemente de dar "cobertura jurídica" para que puedan seguir aplicándose las restricciones de movimientos que hasta este jueves estuvieron en vigor en Madrid y otras nueve ciudades madrileñas y que decayeron tras el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. 

Sin embargo, la decisión sobre qué ciudades cumplen los requisitos para eliminar en las restricciones o cuáles, al contrario, deben entrar la tomará el Consejo de Ministros, no el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Este mismo viernes, ha salido de las restricciones Alcalá de Henares, donde ya no habrá confinamiento perimetral porque ha mejorado sus datos.

Restricciones en barrios

El Gobierno ha tomado este decisión en una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros, que ha coincidido con una comparecencia del consejero de Sanidad de Madrid, Enrique Escudero, detallaba una última propuesta por parte del gobierno madrileño, de incrementar el número de barrios afectados por las restricciones en función de zonas básicas de salud que el Gobierno central rechazaba de plano.

En concreto, Escudero ha explicado que Díaz Ayuso ha trasladado este viernes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, su disposición a "endurecer" el criterio para confinar por barrios en Madrid. En lugar de una incidencia acumulada de 14 días de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes, la medida sería ahora de 750 casos, lo que elevaría a 51 los barrios afectados por las restricciones.

Sin embargo, el Gobierno hace días que ya no quería oír hablar de zonas básicas de salud o de barrios y en un Consejo de Ministros extraordinario ha consumado las advertencias que empezó a lanzar ya hace dos semanas decretando el estado de alarma. En el más corto plazo, busca con ello evitar la salida masiva de madrileños en el Puente del Pilar que empieza este viernes.

En ausencia del presidente, Pedro Sánchez, que se encuentra en Barcelona acompañando al rey, ha sido la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, quien ha presidido un Consejo de Ministros extraordinario que se esperaba muy breve pero que ha terminado prolongándose por dos horas.  Una hora antes de que terminara el plazo que se había dado a Díaz Ayuso hasta el medio día, Calvo había advertido de que "si la Comunidad de Madrid no puede, lo haremos nosotros".

Tras la reunión, ha comparecido Illa y ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, que ha dado cuenta del dispositivo de 7.000 efectivos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil que han empezado ya a controlar los accesos y salidas de las ciudades con restricciones de movimiento, así como en sus estaciones de tren y otras infraestructuras de red viaria.

En esta comparecencia, Illa ha empleado un tono más duro de lo que suele ser habitual en él y que ha recordado al que también mostró cuando hace dos semanas contraprogramó una rueda de prensa de Escudero para dejar claro que el Gobierno no compartía confinar solo algunos barrios y exigir más contundencia.

Este viernes, ha acusado a Díaz Ayuso de haber "decidido no hacer nada". "La paciencia tiene un límite no hay más ciego que el que no quiere ver", ha indicado el ministro. "No quiero entrar en polémicas, pero hay algo que aprendí hace mucho tiempo: en política, el 99% de los temas suelen ser discutibles pero siempre hay un 1% que es indiscutible. Proteger la salud de los madrileños es indiscutible y tb que hay transmisión comunitaria", ha insistido.

Atropello constitucional

Desde el PP, la decisión del Gobierno se considera "evitable" y que no encierra más que la intención de "imponer" las medidas. Así lo han dicho a lo largo de la mañana escudero y el portavoz nacional del PP y alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida. El consejero madrileño de Justicia, Enrique López, ha hablado de "atropello constitucional".

El otro socio del Gobierno madrileño, Ciudadanos, tampoco está de acuerdo con el estado de alarma y sin éxito estuvo intentando hasta el último momento convencer a Díaz Ayuso para que redactara un nuevo decreto, como pedía el Gobierno.

Las mismas medidas

La declaración del estado de alarma, en todo caso, no modificará las circunstancias en las que han vivido Madrid y los otros municipios 'cerrados' a causa de la pandemia en la última semana. Según indicó este jueves Moncloa, "las medidas serían exactamente las mismas que ya se venían aplicando, pues lo único que cambiaría sería el instrumento legal por las que se adoptan, es decir, la cobertura jurídica".

Mientras se celebraba el Consejo de Ministros extraordinario que ha decretado la alarma en Madrid, Díaz Ayuso ha vuelto a contactar con Sánchez para negociar un nuevo plan de restricciones, basado en barrios y no  general. Es el que después ha detallado Escudero en rueda de prensa desde la sede del gobierno madrileño, en la Real Casa de Correos de la Puerta del Sol y que no ha aceptado el Gobierno central.

Redactar una nueva Orden autonómica era una de las tres alternativas que planteó anoche al Gobierno de Díaz Ayuso. Podía evitar que Sánchez decretara la alarma si redacta un nuevo decreto que hiciera referencia a la ley que ya invocó cuando pidió el confinamiento de hasta 45 barrios de la capital pero no empleó en la orden autonómica con la que, a regañadientes, accedió la semana pasada a cerrar Madrid y otros nueve municipios madrileños.

La segunda opción que tenía Díaz Ayuso era solicitar al Gobierno la declaración del estado de alarma, algo que la Comunidad también rechazaba. En su lugar, la presidenta ha insistido en establecer confinamientos en determinadas áreas básicas de salud, una medida que el Gobierno central considera insuficiente. 

Contactos Sánchez-Ayuso

En este tira y afloja, el jueves hubo contactos entre el Gobierno central y el madrileño que este viernes han continuado con mensajes públicos y solo uno en privado, entre los dos presidentes, en el que Sánchez ha comunicado a Ayuso que ya se había decretado el estado de alarma.

En cuanto a los mensajes públicos, a primera hora López ha acusado al Gobierno central de "amenazar" con el estado de alarma y le ha pedido que "supere" el "varapalo" que este jueves le dio el TSJM, que anuló las restricciones en Madrid que había recurrido el Gobierno de la Puerta del Sol. Poco después, Calvo advertía de que "si la Comunidad no puede, lo haremos nosotros".

Calvo ha explicado que este jueves Sánchez y Díaz Ayuso hablaron en dos ocasiones. La última fue ya por la noche y quedaron en que la presidenta madrileña daría una repuesta esta mañana. Esto ha sido lo que ha motivado que el Consejo de Ministros, que en principio estaba previsto para las 8,30 h, se retrasara a las 12 pero el planteamiento del Gobierno regional resultó insuficiente al Gobierno central, que ha terminado decretando la alarma.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento