Desconcierto ciudadano mientras Almeida y Ayuso piden no salir de puente

Dos agentes de la Policía Nacional durante un control policial de movilidad en Madrid.
Dos agentes de la Policía Nacional durante un control policial de movilidad en Madrid.
EUROPA PRESS

Los madrileños no saben si disfrutarán o no del puente del Pilar fuera del perímetro de la Comunidad. El tsunami provocado este jueves por la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) sigue generando  el desconcierto entre los ciudadanos de la capital y del resto de la región, tanto entre los que ya sufrían algún tipo de confinamiento como entre los pocos que hasta el momento se habían librado de él.

Hasta que a lo largo de esta misma mañana se disipen las dudas sobre el futuro inmediato de los madrileños en lo que a movilidad se refiere, es la responsabilidad de la sociedad la que debe primar sobre el embrollo jurídico generado en torno a las restricciones y lo recomendable es reducir al máximo la movilidad en la región durante este puente festivo.

Ese fue el mensaje que lanzaron este jueves hasta la saciedad los principales líderes políticos nada más conocerse la resolución judicial que tumbaba la orden del Ministerio de Sanidad de confinar perimetralmente la capital y nueve municipios más. 

Tanto la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, como el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, hicieron un llamamiento a la ciudadanía para que evitaran desplazamientos. 

"Es obvio que hay libertad de movimiento, pero limiten todos los desplazamientos que no sean estrictamente necesarios"

El alcalde hizo referencia directa al puente festivo, de tres días, que hay por delante, a pesar de lo cual Almeida aseveró: "Es obvio que hay libertad de movimiento, pero limiten todos los desplazamientos que no sean estrictamente necesarios", pidió.

En la misma línea se manifestó la presidenta Ayuso -que ya este jueves  abogaba por la adopción de medidas "sensatas, ponderadas y justas"-: "Pido que no salgan de Madrid, el virus sigue entre nosotros", incidiendo en la alta transmisión del virus a través de la movilidad.

También gran parte de la clase política de la región (oposición incluida) se sumó a este llamamiento a la restricción de la movilidad durante los días festivos. El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, incidió además en la necesidad de encontrar una solución "conjunta" para no "dejar indefensos a los madrileños".

Especialmente partidario de restringir los movimientos de los madrileños tras recibir el jarro de agua fría de la resolución judicial fue su artífice, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, quien incidió en su intención de "adoptar las decisiones jurídicas que mejor protejan la salud. Pensemos en las familias, enfermos y sanitarios", pidió sumándose al llamamiento a los madrileños para evitar al máximo los desplazamientos. 

Este viernes, los algo más de 6,6 millones de madrileños que habitan en la región sabrán por fin qué decisión se adopta respecto a su movilidad y cómo les afecta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento