Adolf Merckle
El multimillonario Adolf Merckle en una imagen de archivo. (REUTERS) REUTERS
El multimillonario alemán Adolf Merckle, uno de los hombres más ricos de Alemania y con serias dificultades financieras, se suicidó ayer víctima de sus propias especulaciones con acciones de Volkswagen y de la crisis económica internacional. El diario alemán
Die Welt sacó hoy a la luz pública en su edición en internet el suicidio, que fue confirmado posteriormente por la familia de Merckle.

Adolf Merckle vivió y trabajó para su familia y sus empresas

Die Welt informó de que Merckle, casado y con cuatro hijos, había sido arrollado ayer por un tren hacia las 16,30 horas GMT cerca de su residencia, en la localidad de Blaubeuren, al suroeste de Ulm, en el Estado de Baden-Württemberg (suroeste de Alemania).

La familia de Merckle confirmó el suicidio del empresario de 74 años de edad debido a los apuros que atravesaba su imperio empresarial después de haber perdido cientos de millones con inversiones especulativas en acciones de Volkswagen y de la pérdida de valor de sus empresas como consecuencia de la crisis.

"Adolf Merckle vivió y trabajó para su familia y sus empresas. La difícil situación económica de sus empresas, ocasionada por la crisis financiera, y la incertidumbre unida a ella en las últimas semanas, así como la impotencia de no poder actuar, han derrumbado al apasionado empresario familiar y ha acabado con su vida", señala el comunicado de confirmación de la familia.

Problemas de liquidez

Merckle era el mayor propietario de la constructora HeidelbergCement, del productor de medicamentos genéricos Ratiopharm y de la farmacéutica Phoenix. A finales de octubre del pasado año, Merckle perdió hasta 1.000 millones de euros con inversiones especulativas en las acciones del fabricante automovilístico Volkswagen, según fuentes financieras citadas por algunos medios de comunicación.

Merckle perdió hasta 1.000 millones de euros con inversiones especulativas

Las pérdidas no se limitaban al patrimonio privado de Merckle, sino que habían generado problemas de liquidez en sus empresas, que tienen unas deudas financieras de, al menos, entre 3.000 y 5.000 millones de euros (4.020 y 6.700 millones de dólares), según algunos medios y que llegan hasta 16.000 millones de euros (21.440 millones de dólares) según otros.

30.000 millones de euros 

El conglomerado empresarial de Merckle factura anualmente 30.000 millones de euros (40.200 millones de dólares) y tiene 100.000 empleados. En noviembre del pasado año, los bancos presionaron a Merckle para que vendiera su participación en Ratiopharm.

Hace pocos días, Merckle había recibido un crédito hasta marzo de 400 millones de euros (536 millones de dólares) de varios bancos acreedores para estabilizar su imperio empresarial y a cambio debía ceder el control de parte importante de su entramado empresarial. La muerte de Merckle no tendrá efectos en el saneamiento de sus empresas, agrupadas en la sociedad de inversión VEM, dijo una portavoz.

El empresario salió a mediodía de casa y no regresó, por lo que sus familiares denunciaron su desaparición. Merckle, cuyo cadáver será identificado con seguridad mediante un análisis de ADN esta semana, dejó una carta de despedida.