Desarticulada una banda en Navarra que contaba con el mayor alijo de 'speed' localizado hasta la fecha en España

Speed
Speed
EUROPA PRESS

En una operación conjunta entre Agentes de la Policía Nacional y de la Policía Foral de Navarra, se ha realizado la mayor incautación de sulfato de anfetamina hasta la fecha en España. Han sido intervenidos 175,5 kilogramos de speed, 100.000 pastillas de MDMA, 270 kilogramos de marihuana y más de cuatro kilogramos de éxtasis cristalizado, entre otras drogas. 

Ocho personas han sido detenidas como presuntos miembros de una organización criminal que controlaba la distribución en el noreste de España y que disponía de fuertes conexiones con Países Bajos, desde donde importaban la sustancia. La organización utilizaba vehículos preparados para realizar el transporte del estupefaciente con total seguridad.

Las investigaciones policiales comenzaron sobre un grupo afincado en Cataluña y Navarra que, presuntamente, se estaba dedicando al transporte y distribución de grandes cantidades de sulfato de anfetamina. Una vez introducida la droga en España, era distribuida por la Ribera Baja de Navarra siendo su punto neurálgico la ciudad de Tudela. Las comprobaciones iniciales permitieron confirmar que la organización realizaba portes semanales de importantes cantidades de droga.

La vía de entrada en España eran las provincias de Barcelona y Tarragona, en donde la organización disponía de infraestructuras, confirmándose que en la Ciudad condal tendrían contactos con el grupo suministrador de la sustancia.

El grupo investigado disponía de la infraestructura terrestre necesaria para llevar a cabo no solo la distribución, sino el transporte de la misma, para lo cual contaban con vehículos especialmente preparados para poder trasladar grandes cantidades sin ser detectados en controles rutinarios. Distribuían en varios puntos al mismo tiempo, de modo que, una vez que salía cargado, solía hacer paradas técnicas en localidades tales como Zaragoza o Logroño, entre otras, suministrando todo tipo de drogas

La primera persona detenida les condujo al resto de la banda

En la localidad navarra de Tudela, el grupo contaba con una persona de su máxima confianza que se encargaba de la distribución y del almacenamiento de gran parte de la droga. El pasado 30 de junio, un aviso vecinal a la Policía Municipal de Tudela permitió llevar a cabo la explotación parcial de la investigación. Durante el operativo fue detenido este individuo y, además, se llevó a cabo la aprehensión de aproximadamente 170 kilogramos de sulfato de anfetamina.

El arrestado es considerado una pieza fundamental en el engranaje de la organización, dado que no solo era la persona que oculta y guarda la droga sino que incluso llegó a alcanzar el nivel de distribuidor dentro del grupo, siendo la persona visible de la organización a la hora de realizar entregas y venta de la droga al por menor.

Una vez se conoció el papel de cada uno de los miembros de la organización, los agentes llevaron a cabo el desmantelamiento total del grupo criminal al detener a todos sus integrantes y llevar a cabo numerosas entradas y registros en diferentes provincias de la geografía española. De este modo, se pudo confirmar que se trataba de una organización criminal “polivalente”, dedicada al tráfico de diversas clases de sustancias estupefacientes.

En el momento de la desarticulación del grupo, los detenidos estaban a punto de recolectar una plantación de marihuana de más de 50 plantas de una altura que superaban los tres metros y que arrojaron un peso superior a los 270 kilogramos. Eran utilizadas para su distribución a nivel nacional y europeo, llegando a convertirse, en ocasiones, en moneda de intercambio por sustancias de síntesis.

Vehículos perfectamente acondicionados y mucha actividad

La organización se caracterizaba por las numerosas medidas de seguridad empleadas, así como por la sofisticación técnica que disponían, destacando entre otros aspectos el uso de vehículos a los que le realizaban compartimentos estancos, conocidos como “caletas”, tanto electrónicos e hidráulicos como manuales, con el fin de realizar el transporte de la sustancia estupefaciente con total seguridad, evadiendo cualquier tipo de control realizado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Otro aspecto que caracterizaba a la organización criminal desarticulada era el alto nivel de actividad y movimiento de sus miembros, que realizaban viajes continuos por distintas localidades de Navarra, Tarragona, Barcelona, Castellón y, también, a la ciudad de Ibiza. Además, dado el alto volumen de droga que manejaban, se veían obligados a utilizar métodos alternativos para llevar a cabo la distribución, como la paquetería, utilizando instrumentalmente a terceras personas para obstaculizar la trazabilidad de los envíos.

Se estima que, en los últimos meses, esta organización podría haber transportado más de 500 kilogramos de drogas de síntesis en la zona del noreste español, usando los vehículos que tenían preparados para ello.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento