Niños palestinos reciben alimentos
Unos niños palestinos reciben alimentos en una escuela administrada por la ONU después de ser evacuados de sus casas por la ofensiva israelí sobre Gaza. ALI ALI/EFE ALI ALI/EFE
La situación humanitaria es dramática en la franja de Gaza, arrasada sin descanso desde hace diez días por fuego israelí y donde más de un millón de personas no disponen de agua ni electricidad desde hace cuarenta y ocho horas.
La inmensa mayoría de pozos funcionan con bombas a motor, por lo que, sin electricidad, no hay agua

"No hay servicios públicos, ni agua, ni electricidad, ni pan, ni alimentos esenciales. No funcionan los teléfonos, la vida está paralizada, nadie trabaja, faltan medicinas; ¿qué más hace falta para reconocer que hay un desastre humanitario?", dijo hoy desde Gaza Hayat Abu Shamaleh, portavoz de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA).

Cinco de las ocho líneas que proveen a la franja de electricidad desde Israel y Egipto han sido destruidas por los ataques israelíes, que también han inutilizado la única central eléctrica de ese territorio palestino, lo que le ha dejado sin el 75% del suministro que necesita.

Además, la inmensa mayoría de pozos funcionan con bombas a motor, por lo que, sin electricidad, no hay agua.

La división de la franja en tres partes incomunicadas por las fuerzas invasoras israelíes hace "extremadamente peligroso" el paso de uno a otro lado, lo que dificulta enormemente el trabajo de las agencias humanitarias, incapaces de llegar a más de un millón de personas que dependen de ellas para sobrevivir.

"No es sólo el 80% de la población que depende de ayuda; tampoco el resto están bien, porque aunque tengan dinero no pueden comprar nada: las tiendas están cerradas, los molinos no funcionan y cada vez escasea más la harina con la que se hace el pan que es la base de la dieta aquí. Tampoco hay azúcar ni aceite", explica Shamaleh.

Obama, "informado" y en silencio

El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, ha afirmado que recibe actualizaciones diarias sobre la situación en Gaza, aunque insistió en que no quiere pronunciarse porque "sólo hay un presidente a la vez".

No puede haber dos voces que hablen por Estados Unidos en cuestiones de política exterior"

En declaraciones a la prensa, tras reunirse con líderes del Congreso, Obama indicó que "no puede haber dos voces que hablen por Estados Unidos" en cuestiones de política exterior, en especial dadas las "delicadas negociaciones" que se están desarrollando.

El silencio del presidente electo acerca de la situación en Gaza ha sido acogido con críticas en el mundo árabe, donde crecen los llamamientos para que Obama se pronuncie.

Sarkozy pide el alto el fuego y Hamas le acusa de "parcial"

El presidente francés, Nicolás Sarkozy, ha pedido al jefe de Estado israelí, Simon Peres, un alto el fuego en Gaza para poder prestar ayuda humanitaria a la población de la franja, según el diario Haaretz.

Sarkozy habría alegado que, en el plano político, la ofensiva militar en Gaza no fortalece al presidente palestino, el moderado Mahmud Abbas, interlocutor de Israel en las negociaciones para alcanzar una paz duradera en Oriente Medio.

La fuente precisa que Sarkozy hizo la petición durante la entrevista que mantuvo con Peres en Jerusalén tras llegar de Egipto, primera escala de su actual gira por la región.

De inmediato llegó la reacción de los islamistas, que le acusaron de "parcialidad total" a favor de Israel y de llamar abiertamente a "la continuación del holocausto" en Gaza.