Gulpiyuri, la playa considerada más pequeña del mundo y sin salida al mar

Playa de Gulpiyuri. Naves de Llanes, Asturias.
Playa de Gulpiyuri. Naves de Llanes, Asturias.
Wikipedia

Son muchos los lugares que, por sus características, encabezan los ranking y se convierten en lugares muy visitados: el lago más profundo del mundo, la montaña más alta de Europa, el río más largo de España... 

Es lo que ha sucedido con la playa de Gulpiyuri que, además, se encuentra en nuestro país. Se trata de una pequeña playa situada en el concejo de Llanes, en Asturias. Está declarada Monumento Natural desde 2001 y no es para menos, ya que el paisaje las particularidades de esta playa son dignas de observar. 

Es, posiblemente, la playa más pequeña del mundo, ubicada al norte de la localidad de Naves, y a ella solamente se puede acceder a pie desde la playa de San Antolín o desde el mencionado pueblo. El difícil acceso a este lugar ha permitido su conservación.

Tal y como describe el Decreto 139/2001, de 5 de diciembre, por el que se declaró este lugar como Monumento Natural, la playa de Gulpiyuri constituye "una pequeña dolina con sustrato arenoso que comunica por el mar mediante una oquedad labrada en la roca caliza y el tramo de acantilado que la separa de la línea costera por el Norte". 

Así, este lugar representa un monumento natural de gran interés turístico, un paisaje que no se encuentra en una playa habitual y con una calidad ambiental de gran nivel. 

Se incluye dentro de este espacio protegido el entorno de la playa, incluyendo el acantilado costero situado al norte de la playa, es decir, en torno a la boca de la galería que comunica la playa con el mar abierto.

De este modo, aunque es una playa, no tiene acceso directo al mar. La zona de roca caliza, debido a la acción del mar, fue creando una cueva en la roca, hasta que el fondo de la cueva se hundió formando la dolina. Así, la acumulación de agua se sitúa tierra adentro, formando un paisaje pintoresco. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento