Una asociación de discapacitados denuncia a Correos por la colocación de los buzones

  • El Defensor del Pueblo ha admitido la denuncia por discriminación.
  • Piden que los buzones de las casas sean accesibles para todos.
  • CONSULTE AQUÍ OTRAS NOTICIAS DE ALMERÍA
La altura de los buzones no permite a muchos discapacitados recoger su correspondencia.
La altura de los buzones no permite a muchos discapacitados recoger su correspondencia.
LAURENAT CLEMSON
El Defensor del Pueblo ha admitido a trámite una denuncia presentada por la Asociación Provincial de Minusválidos Verdiblanca contra Correos, sociedad a la que el colectivo acusa de
discriminar a las personas discapacitadas al impedir que coloquen sus buzones en lugares accesibles.

La decisión de Verdiblanca de presentar esta queja ante la institución que encabeza Enrique Múgica se produce después de que numeras personas en silla de ruedas o de talla baja asociadas al colectivo solicitaran permiso para colocar sus buzones en zonas accesibles para ellos.

La delegación almeriense de Correos rechazó esta petición puesto que la Ley 24/1998 establece que los casilleros deben situarse por orden de pisos y puertas, de forma que se facilite el acceso al operador, según ha informado hoy la Asociación Provincial de Minusválidos en un comunicado.

El colectivo, que ha asegurado que Correos les ha amenazado con no depositar la correspondencia si se producen alteraciones en el orden de los buzones, entiende que la negativa de la entidad vulnera los derechos de las personas con discapacidad, especialmente el de no encontrarse con barreras que les impidan el libre acceso a servicios de los que gozan el resto de ciudadanos.

Recurrir a un vecino

"Impedir que un ciudadano pueda abrir todos los días su buzón es limitar su inclusión social y el desarrollo normalizado de su vida", ha criticado José Gómez Amate, presidente de la asociación almeriense, quien ha agregado que el hecho de que este colectivo tenga que recurrir a un vecino para que consulte su correspondencia es un hecho "claramente discriminatorio" que, además, "vulnera la intimidad".

Por ello, este colectivo ha pedido al Defensor del Pueblo que los buzones de las personas que precisan de silla de ruedas, así como de aquellas de talla baja, puedan situarse a una altura que les permita su acceso.

En este sentido, la asesoría jurídica del colectivo ha propuesto que el cambio de ubicación se acompañe de la colocación en los buzones de logotipos de movilidad reducida, así como que se informe puntualmente de estas variaciones al servicio de Correos, de modo que sus operarios puedan identificar fácilmente estos casilleros sin que se entorpezca su trabajo.

CONSULTE AQUÍ OTRAS NOTICIAS DE ALMERÍA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento