El Realme 7 Pro y su carga rápida de 65W llegan a España secundados por el Realme 7, hermano con gran batería

  • La marca china mantiene el foco en la gama media con recorrido con un modelo Pro (299 euros) que recupera el total de la batería en 34 minutos. Luce una cámara cuádruple de 64 MP, de 48 MP en el caso del Realme 7 (desde 179 euros)
Imagen del Realme 7 Pro en color Espejo Plateado
Imagen del Realme 7 Pro en color Espejo Plateado
(Realme)

La apuesta por hacerse notar en el nivel medio centra el catálogo de móviles Realme. La marca china ha oficializado en Europa el relevo de la competitiva serie 6, compuesta por el Realme 6, el 6 Pro, el 6i y el 6s, con el lanzamiento del Realme 7 y del Realme 7 Pro, ceñidos al 4G. Una evolución apoyada en el aliciente de la carga rápida de 65W del dispositivo de referencia.

El Realme 7 Pro sale a la venta en España el 13 de octubre por 299 euros (base a la que aplica un descuento promocional de 20 euros) en una configuración de 8 GB de RAM + 128 GB de almacenamiento interno. La preventa del Realme 7 comienza el 16 de octubre con tres precios según el rendimiento y la capacidad elegidas: 179 euros (4 GB + 64 GB), 199 euros (6 GB + 64 GB) ó 249 euros (8 GB + 128 GB). Empieza a comercializarse el día 21. El Pro viene en colores Espejo azul y Espejo plateado y el estándar, en Blanco niebla y en Azul Niebla.

Vista trasera y frontal del Realme 7 Pro en azul
Vista trasera y frontal del Realme 7 Pro en azul
(Realme)

El Realme 6 Pro, el 6 y el 6s ofrecían una carga rápida de 30W, valor elevado a 65W en el Realme 7 Pro, cuya batería de 4.500 mAh recupera el 100% en 34 minutos. De hecho, en 10 minutos obtiene el 42%. El fabricante asegura que con solo tres minutos de su carga SuperDart se consigue autonomía para estar dos horas y media en YouTube y dos en Instagram.

Este modelo Pro exhibe una pantalla Super Amoled de 6,4 pulgadas con resolución FHD+ y lector de huellas digitales integrado. En el lado superior izquierdo del panel se ubica la cámara para selfis, de 32 MP, que esta vez no es dual como la del 6 Pro.

La parte trasera, con un diseño con un toque premium, está definida por la segunda generación de la Quad Camera de 64 MP, con resultados similares a los de una 108 MP por la combinación de hardware y software. El sistema se sustenta en la Sony IMX 682, secundada por un ultra gran angular de 119 grados (8 MP), una lente macro y una de retrato en blanco y negro.

Entre sus prestaciones en esta vertiente destacan el modo nocturno Pro (con filtros especiales), el modo constelación y el Ultra Nightscape Vídeo para grabaciones más brillantes y claras.

El Realme 7 Pro funciona mediante el Snapdragon 720G, procesador optimizado para el gaming. Pesa 182 gramos y cuenta con sistema operativo Realme UI (la personalización de Android 10), ranura para tres tarjetas (dos SIM y la microSD), altavoz dual y NFC.

El Realme 7, un interesante hermano pequeño

Así lucen las dos caras del Realme 7
Así lucen las dos caras del Realme 7
(Realme)

Su hermano pequeño, el Realme 7, también contempla las tres tarjetas y el NFC para los pagos móviles. En su interior se encuentra el procesador Helio G95 de MediaTek, óptimo igualmente para los juegos. Otra de las diferencias clave entre ambos reside en la batería, en este caso mayor, de 5.000 mAh, pero con una carga rápida menor (Dart de 30W). Esta posibilita recuperar la mitad de la energía en 26 minutos.

El Realme 7 sí ofrece una tasa de refresco de 90 Hz. Su pantalla FHD+ es de 6,5 pulgadas y la cámara para selfis, en el lado superior izquierdo, alcanza los 16 MP. Atrás, en un módulo con una plasmación distinta a la del Pro (más alargado y con todos los sensores en vertical), figuran cuatro cámaras: una principal de 48 MP, un ultra gran angular de 8 MP y 119 grados, la lente macro y la de retrato en blanco y negro.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento