Ventajas y desventajas de los cubrerradiadores, ¿son útiles?

Dispositivos ‘smart home’ para el invierno con los que hacer de tu hogar un espacio calentito y ahorrar
Con los termostatos inteligentes puedes encender los radiadores desde el móvil
UNSPLASH

Los radiadores son un elemento fundamental en todas las casas, ya que son la forma principal de calentar la mayoría de hogares. De este modo, suponen un objeto más dentro de la decoración que, en ocasiones, puede no combinar del todo bien en algunas estancias de la casa. 

Por ello, muchas personas recurren a los cubrerradiadores, unos muebles que pueden ser de diferentes formas, tamaños y colores, para tapar los radiadores sobre la pared y, de este modo, mejorar la estética de la habitación. 

Esta es la principal ventaja de los cubrerradiadores y para lo que están diseñados, para mejorar la estética de las estancias. De hecho, hay muchas variedades que se adaptan a todo tipo de decoraciones, más clásicas o más modernas.

También los cubrerradiadores pueden suponer una buena forma de aumentar la seguridad en el hogar, sobre todo, en las casas donde haya niños pequeños, ya que se reduce la posibilidad de que estos sufran quemaduras accidentales. 

Además, si los radiadores están desgastados o presentan un aspecto deteriorado que puede afectar a la decoración de toda la sala, el cubrerradiadores tapará estos defectos y evitará el coste añadido que supone cambiar todo el radiador. De hecho, también se puede optar por pintar a mano los radiadores de la casa.

En cuanto a las desventajas que supone el uso de cubrerradiadores en el hogar, la principal es la menos eficacia de los radiadores, ya que al taparlos se reduce su efecto al encontrar el calor un obstáculo entre el propio radiador y el exterior. 

Además, el cubrerradiador puede suponer una forma de acumular más polvo y suciedad y, también, dificultar las tareas de limpieza del propio radiador. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento