Jorge Javier zanja su relación con las Campos tras su tensa entrevista en el 'Deluxe': "María Teresa sabía a qué venía"

Jorge Javier Vázquez, en 'Sálvame'.
Jorge Javier Vázquez, en 'Sálvame'.
MEDIASET

Jorge Javier Vázquez y María Teresa Campos protagonizaron el pasado sábado una tensa entrevista en Sábado Deluxe. La veterana presentadora se negó a responder muchas de las preguntas que tenía preparadas el catalán e incluso trató de abandonar el plató. Rostros de Telecinco como María Patiño o Joaquín Prat criticaron su actitud, y el conductor de Sálvame lo ha hecho este martes.

"Prefiero no hablar y me está costando muchísimo, mucho, no lo estoy pasando nada bien y no sé hasta cuándo aguantaré sin hablar", ha avanzado Vázquez en el programa de las tardes de Telecinco, donde sí ha dejado claro que, tras hablar con una persona de la cúpula de Mediaset, sabe que la periodista estaba al tanto de que la entrevista no solo iba a girar en torno a su ruptura con Bigote Arrocet.

"Ella puede contar la versión que quiera, lo que no puede hacer es mentir", ha valorado, ya que "ella sabía a lo que venía en todo momento". Y ha añadido: "A mí lo que no me sirve es pretender enmascarar la realidad, si ella quiere engañar a sus hijas contándoles una versión que no se ajusta a la realidad es una cuestión de Teresa Campos, pero es mentira".

Vázquez lo pasó "francamente mal"

De hecho, ha explicado que la matriarca del clan Campos negoció su contrato con el programa: "Que no me cuente luego Terelu que venía a una entrevista blanca y a un homenaje, porque es mentira, absolutamente mentira". En este sentido, ha dicho que "miente a las hijas" y que "si tiene un conflicto con las niñas y a las niñas les oculta la verdad, no puede venir y salpicar a todos".

"Si tiene un conflicto con las niñas y les oculta la verdad, no puede venir y salpicar a todos"

Según Vázquez, la invitada acudió al programa "a luchar", pero perdió y lo hizo de una forma "estrepitosa", "bochornosa" y "escandalosa". Además, ha asegurado que lo pasó "francamente mal". "Hay unas líneas rojas que por honestidad no puedo pasar, hay temas con los que no se puede hacer broma bajo ningún concepto", ha apuntado el presentador, que incluso recibió una llamada de su madre a altas horas de la madrugada para saber cómo se encontraba.

"Pasé un domingo fatal, horroroso. Eché más en falta una llamada de Terelu y de Carmen diciendo que lo siente, pero ese silencio...", ha lamentado antes de asegurar que ninguna ha estado a la altura. "No tengo interés en tener ningún tipo de relación ni con ella ni con sus hijas. Después de la entrevista me siento profundamente liberado porque no es la primera vez que María Teresa Campos me ha maltratado en un plató de televisión", ha zanjado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento