La Fiscalía investigará el caso de la mujer que murió de cáncer sin cita presencial con su médico

Médico, sanitario.
Médico, sanitario.
ARCHIVO

La Fiscalía de Burgos investigará si puede haber algún delito en la muerte de una mujer de 48 años a la que los médicos de la sanidad pública atendieron por teléfono y trataron con medicamentos para el reuma durante tres meses en plena pandemia, sin citarla de manera presencial y antes de diagnosticarle un cáncer que provocó su fallecimiento el 13 de agosto pasado.

El Defensor del Paciente solicitó a la Fiscalía Superior de Castilla y León que se investigaran los hechos por entender que podían ser constitutivos de delito de omisión del deber de atención con resultado de muerte.

La Fiscalía Superior ha decidido abrir diligencias y ha trasladado el asunto a la Fiscalía de Burgos, por entender que es la competente en este caso.

Al parecer, la mujer, de 48 años, vecina de Espinosa de los Monteros (Burgos), había fallecido por un cáncer de colon con metástasis, sin que, a pesar de las persistentes llamadas a su médico de familia, éste admitiera verla en la consulta, ni explorarla ni siquiera la mandó una analítica, hasta que finalmente se le detectó el referido cáncer, del que falleció al mes siguiente.

La Fiscalía Superior de Castilla y León ha decidido abrir diligencias de investigación con la denuncia presentada por el Defensor del Paciente; y remitir la denuncia a la Fiscalía Provincial de Burgos por ser, en principio y a la vista de los hechos denunciados, la competente para su conocimiento. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento