Un total de 26 artistas liberan en una muestra en La Nau los sentimientos "cautivos" durante el confinamiento

Visibilizar cómo se han sentido 26 artistas durante 63 días de confinamiento a causa de la pandemia de coronavirus es el objetivo de la exposición 'Encajar un cautiverio', que inaugura el Centre Cultural La Nau de la Universitat de València.
El Centre Cultural La Nau de la Universitat de València inaugura la muestra 'Encajar un cautiverio: 63 días que cambiaron nuestra realidad',
El Centre Cultural La Nau de la Universitat de València inaugura la muestra 'Encajar un cautiverio: 63 días que cambiaron nuestra realidad',
ALICIA ALCANTUD

La muestra, que reúne las propuestas artísticas de 26 creadores de la Comunitat Valenciana del ámbito de la videocreación, la fotografía, la cerámica, la instalación, el dibujo o la danza, se podrá visitar hasta el 10 de enero.

Si hace apenas unos días La Nau abría una exposición en la que se reflexionaba sobre el coronavirus y sus crisis de la mano de diseñadores e intelectuales, ahora el compromiso de la institución también se extiende a otros artistas: fotógrafos, videocreadores, dibujantes, bailarines... sus sensibilidades, emociones y sentimientos provocados por una situación inédita: los 63 días de confinamiento.

Esta exposición -bautizada 'Encajar un cautiverio: 63 días que cambiaron nuestra realidad'- está comisariada por un equipo multidisciplinar de creadores: Luis Crespo, María José Mora y Julia Valencia, que con la declaración del estado de alarma, decretado el pasado mes de marzo, contactaron con el Centre Cultural La Nau de la Universitat de València para plasmar en formar de exposición, cómo estaban viviendo el confinamiento creadores y artistas: sus sentimientos, sus preocupaciones provocadas la crisis sociosanitaria de la Covid-19.

"Nos interesaba dar la oportunidad a los artistas a que expresaran libremente sus sentimientos, sus preocupaciones, porque durante este tiempo hemos oído las reflexiones de los políticos, pero a nosotros nos interesaba también plasmar cómo se sentían los creadores", ha explicado Julia Valencia en la rueda de prensa celebrada este martes. Al acto han asistido el vicerrector de Cultura y Deporte de la Universitat de València, Antonio Ariño, y el equipo de comisarios.

Estas 26 propuestas creativas están condicionadas por el formato: las 26 obras se presentan "encajadas" o encapsuladas en cubículos de 100x70 cm, que remiten a esa idea de encierro, y a través de las cuales los artistas de distintas disciplinas dan forma a sus preocupaciones e inquietudes.

TRISTEZA, INCERTIDUMBRE Y SILENCIO

Las obras destacan por su gran diversidad: hay piezas audiovisuales, collages, dibujos realizados en lápiz, óleos, piezas cerámicas, obras escultóricas, materiales reciclados, Todas encajadas y mostrando los sentimientos de un confinamiento: dolor, tristeza, incertidumbre o silencio.

La artista Rafaela Pareja, por ejemplo, visibiliza el peligro del contacto físico a través de decenas de manos realizadas en cerámica blanca, mientras Carlos Maiques o Daniel Tejero se sirven del dibujo para ilustrar lo que ven desde un balcón confinado. Para el primero son gatos ajenos al confinamiento; el segundo plasma los barrotes de una reclusión sanitaria.

También hay un gran número de propuestas audiovisuales y hasta interactivas donde los propios creadores se retratan. La artista Juana Varela interpreta una pieza de danza en los límites que imprime la caja, símil del confinamiento, mientras que Pablo Vindel recrea la tensión de este tiempo a través de un plano fijo de sus manos que devana un hilo dorado en un bucle que se hace eterno.

Desde la Universitat de València se ha agradecido la implicación de creadores y artistas en este singular proyecto, así como a la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de València, que también ha prestado su colaboración.

El resultado ha sido una serie de proyectos artísticos y también de debate y de reflexión con el objetivo de contribuir a comprender mejor esta situación tan compleja e incierta en la que la grave crisis sanitaria ha hecho aflorar otras pandemias no menos graves como la pérdida del empleo, el racismo o las graves desigualdades socioeconómicas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento