Sorprendidos en Cieza dos cazadores presuntamente relacionados con la caza furtiva de un venado

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado una actuación que se ha saldado con la identificación de los ocupantes de un vehículo que intentaron eludir un control policial establecido en el Puente de Hierro del municipio de Cieza. En el interior del turismo se localizó un machete, un rifle con mira telescópica y carne de caza. Además, en un paraje próximo al punto del control, se encontró una cabeza de venado.
Imagen de las armas y de la cabeza de venado intervenida
Imagen de las armas y de la cabeza de venado intervenida
GUARDIA CIVIL

Ambos han sido propuestos por infracciones administrativas a la Ley de Caza, de Protección de la Seguridad Ciudadana y de Seguridad Vial, según informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

La actuación se inició de madrugada, cuando una patrulla de Prevención de Seguridad Ciudadana, que se encontraba realizando un control preventivo a altura del Puente de Hierro del municipio de Cieza, detectó cómo un vehículo todoterreno accedía a gran velocidad desde la carretera RM-532 por lo que, haciendo uso de la preceptiva señalización, le dieron el alto.

El conductor, lejos de obedecer la señal de los agentes, dio un giro brusco y continuó la marcha para eludir el control policial, intentando ocultarse en un descampado ribereño próximo.

Los efectivos allí desplegados lograron localizar el vehículo e identificar a sus ocupantes -dos varones, vestidos con prendas de camuflaje y con las manos manchadas de sangre- que transportaban piezas de carne de caza recién troceada.

El examen del vehículo permitió localizar un rifle con mira telescópica, un machete de 15 centímetros de hoja con restos de sangre, varios cartuchos y casquillos del calibre 243; y otros útiles destinados al deporte cinegético de la caza.

Simultáneamente, se realizó una batida por un paraje próximo, donde intentaron ocultar el vehículo, que culminó con el hallazgo de una cabeza de venado.

Estos indicios hicieron suponer que se trataba de cazadores furtivos por lo que les fueron solicitados los correspondientes permisos exigidos para la práctica del deporte cinegético de la caza, comprobando que carecían de autorizaciones administrativas para la caza mayor.

A la vista de las infracciones detectadas, ambos han sido propuestos para sanción como presuntos autores de infracciones administrativas a la Ley de Caza, de Protección de la Seguridad Ciudadana y de Seguridad Vial.

El arma y la munición decomisadas han sido depositadas en la Intervención de Armas de la Guardia Civil de Cieza y las piezas de carne y la cabeza del espécimen en el Centro de Recuperación de aves y fauna silvestre, ubicado en El Valle-Murcia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento