Marta López Álamo, un apoyo indispensable para Violeta Mangriñán en su lucha contra la anorexia

<p>Violeta Mangriñán, exconcursante de 'Supervivientes'.</p>
Violeta Mangriñán, exconcursante de 'Supervivientes'.
GTRES

Los problemas alimenticios necesitan de cualquier persona con un buen altavoz para que calen en la mente y se hable de ellos como los trastornos que son. Esa visibilidad se la puede dar perfectamente alguien como Violeta Mangriñán, que recientemente ha anunciado que ha recaído en su anorexia.

La exconcursante de Supervivientes ya ha hablado en más de una ocasión de cómo sus haters hacen que se sienta realmente mal sobre su físico, como cuando se dirigen a ella como "polioperada" debido a sus retoques estéticos o cuando, tras contar sus problemas con la comida, recibió multitud de insultos y se arrepintió de haberlo hecho público.

Ahora, después de revelar que padece una enfermedad autoinmune, ha vuelto a contar su recaída en la enfermedad y cómo esto está suponiendo para ella una de las etapas más difíciles de superar. Por eso no ha podido sino agradecer todos los apoyos que está recibiendo, porque no deja de considerarlos esenciales para volver a una salud plena.

Entre esas ayudas fundamentales le ha resultado tan sorprendente como admirable la dedicación de alguien que, igual que ella, es tanto celebrity como sabe a la perfección de lo que habla: Marta López Álamo. La novia de Kiko Matamoros se ha convertido en un pilar irreemplazable y primordial en la vida de Mangriñán.

"Necesito hablar con gente que de verdad me entienda", ha explicado la influencer y colaboradora de Mediaset antes de referirse a cómo la modelo y pareja del tertuliano está muy encima de ella: "La tengo martirizada pero me está ayudando muchísimo".

No hay que olvidar que Marta López Álamo ya desveló que ella también sufrió un trastorno alimenticio cuando tenía 13 años. Fue igualmente anorexia y, cuando lo dio a conocer, quiso hablar de las secuelas que le produjo, para que nadie fuese capaz de hacer bromas sobre ello.

"Me han quedado dos cicatrices en las clavículas porque se me clavaban los huesos. El hueso del coxis, tal y como me dijeron los médicos, se me iba a salir", explicó en su momento. Por tanto, nadie mejor para aconsejar a Violeta Mangriñán en este duro trance que está pasando.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento