Un 40% de la selva amazónica, en riesgo de convertirse en sabana por la sequía

  • Un estudio revela que la emisión de gases acaban con la recuperación natural del Amazonas
Selva amazónica de Bolivia.
Selva amazónica.
WIKIPEDIA

Las bajas precipitaciones y, con ellas, la sequía vuelven a ponerse en pie de guerra contra la naturaleza. Y es que, la sensibilidad de las selvas tropicales frente a la lluvia irregular, durante períodos prolongados, podría provocar que un 40% de la Amazonía evolucione hasta un estado de sabana.

Las conclusiones del estudio publicado por Nature Communications son preocupantes, puesto que algunas partes de la región amazónica están recibiendo menos lluvia que antes y se espera que esta tendencia empeore a medida que la región se caliente con al aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Las consecuencias de este cambio climático son obvias: si la lluvia cae por debajo de cierto umbral, dichas áreas pueden cambiar a un estado de sabana, así lo ha explicado el autor principal de esta investigación, Arie Staal.

Para explorar cómo responden las selvas tropicales a las lluvias cambiantes y, con ello alcanzar dichos resultados, el equipo científico centró el estudio en la estabilidad de las selvas tropicales en América, África, Asia y Oceanía. De esta forma, se exploró la capacidad de recuperación de las selvas tropicales analizando dos preguntas: Si todos los bosques de los trópicos desaparecieran, ¿dónde volverían a crecer? Y, a su inversa, ¿qué sucede si las selvas tropicales cubrieran toda la región tropical de la Tierra?

Con las primeras simulaciones, centradas en hipotéticas zonas sin bosques de los trópicos de África, América, Asia y Australia, se llegó a la conclusión de que "a medida que los bosques crecen y se extienden por una región, esto afecta a las lluvias: los bosques crean su propia lluvia porque las hojas emiten vapor de agua y este cae como lluvia más a favor del viento. La lluvia significa menos incendios que conducen a más bosques".

Las segundas, en cambio, se basaban en un mundo donde las selvas tropicales cubrían por completo las regiones tropicales de la Tierra. Este es un escenario inestable porque en muchos lugares no hay suficiente lluvia para mantener una selva tropical. Así que, en esta ocasión, en muchos lugares los bosques retrocedieron debido a la falta de humedad.

Para concluir con este ciclo de investigación, se exploró qué sucedería si las emisiones siguen aumentando durante este siglo. En este caso, se concluyo con que a medida que aumentan las emisiones, más partes del Amazonas pierden su capacidad de recuperación natural, se vuelven inestables y es más probable que se sequen y cambien para convertirse en un ecosistema de tipo sabana. Un hecho realmente preocupante, que pone en el punto de mira la salud de nuestro ecosistema.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento