La rusa Gazprom eleva el bombeo de gas por Turquía y Bielorrusia para esquivar Ucrania

  • Representantes del consorcio ruso aseguran a la República Checa que el abastecimiento de gas a Europa no peligra.
  • Gazprom se muestra dispuesto a negociar, pero Ucrania se considera demasiado presionada económicamente.
  • Rusia aporta el 25% del gas que consume la UE, y este combustible supone el 40% de las importaciones comunitarias.
  • La República Checa, que ostenta la presidencia de turno de la UE, no mediará de momento en el conflicto.
Instalaciones del principal gaseoducto de gas natural en la localidad de Boyarka, cerca de Kiev. EFE
Instalaciones del principal gaseoducto de gas natural en la localidad de Boyarka, cerca de Kiev. EFE
EFE

El consorcio ruso Gazprom informó hoy de que ha aumentado considerablemente el bombeo de gas a Europa a través de Bielorrusia y Turquía para compensar a sus clientes la sustracción ilegal de carburante en territorio de Ucrania, y ha insistido en que está dispuesto reanudar las conversaciones con Ucrania sobre el suministro de gas a ese país.

"Nuestros consumidores en Hungría, Eslovaquia, Rumanía, Polonia y en los Balcanes registran sustracciones ilegales de gas en territorio de Ucrania", denunció Alexéi Miller, presidente de Gazprom, según la agencia RIA-Nóvosti.

Miller celebró una reunión del grupo de gestión de crisis en la que indicó que la obligación de Gazprom en esa situación es aumentar los suministros por gasoductos alternativos a los de Ucrania, por donde pasa el 80% del carburante ruso para Europa.

Son los ucranianos los que chantajean a Gazprom y a Europa. Y además no se avergüenzan de robarnos el gas

Borís Posiáguin, jefe del departamento operativo de Gazprom, informó de que la empresa elevó el bombeo a través de los gasoductos bielorrusos y turco en 32 millones de metros cúbicos al día, la décima parte de los 300 millones exportados diariamente por Ucrania.

Además, Gazprom aumentó en seis millones de metros cúbicos la extracción diaria de gas de sus almacenes subterráneos en Europa, hasta los 18,5 millones, y más adelante incrementará esa cantidad hasta los 25 millones diarios.

Sin motivos de incertidumbre

Paralelamente, el subdirector del consorcio ruso, Alexander Medvedev, ha asegurado en Praga que Gazprom mantendrá sus compromisos de abastecimiento y afirmó que no hay motivo alguno de incertidumbre sobre futuras entregas de gas, en una rueda de prensa realizada tras reunirse con el ministro checo de Asuntos Europeos, Alexander Vondra.

"Son los ucranianos los que chantajean a Gazprom y a Europa. Y además no se avergüenzan de robarnos el gas. Me temo que la cuestión del gas sólo se utiliza en Ucrania por motivos políticos", manifestó Medvedev.

La situación global en el sector de gas no es transparente, y desconocemos los detalles de los acuerdos entre ambas compañías
Por su parte, Vondra manifestó en una rueda de prensa separada que la República Checa (que ostenta desde el día 1 de enero la presidencia de turno de la Unión Europea)
no puede actuar como árbitro en la disputa entre Rusia y Ucrania, aunque anunció que Praga convocará una reunión extraordinaria de diplomáticos en Bruselas.

"La situación global en el sector de gas no es transparente, y desconocemos los detalles de los acuerdos entre ambas compañías", dijo Vondra.

El gas natural ruso supone aproximadamente el 25% del consumo total de este combustible en la UE y un 40% de las importaciones comunitarias.

Tensas negociaciones

Gazprom suspendió el 1 de enero el suministro de gas a Ucrania al no ponerse de acuerdo con la compañía gasística estatal ucraniana Naftogaz sobre el precio del carburante para el país vecino en 2009 y las tarifas de su tránsito por territorio ucraniano.

Al mismo tiempo, incrementó el bombeo con destino a los países europeos por territorio turco y bielorruso, al acusar a Naftogaz de robar carburante enviado a Europa.

Naftogaz negó este sábado haber sustraido gas ruso para su consumo, pero reconoció que se ve obligada a emplear 21 millones de metros cúbicos para asegurar el funcionamiento de su sistema de tránsito.

El presidente de Naftogaz, Oleg Dubina, indicó que está dispuesto a "viajar en cualquier momento a Moscú" para reanudar las negociaciones, pero subrayo que la oferta rusa de precio es inaceptable, según la agencia Unian.

Moscú propuso a Ucrania elevar el precio del gas de 179,5 dólares por mil metros cúbicos en 2008 a 250 dólares en 2009, bajo amenaza de venderlo en caso contrario al "precio del mercado" de 418 dólares, y exigió mantener la tarifa de tránsito en 1,7 dólares para el transporte de cada mil metros a cien kilómetros de distancia.

Kiev pedía mantener el precio de 2008 y sólo aceptaba su aumento hasta los 235 dólares si la tarifa de transito subía a los 1,8 dólares.

Dubina denunció que la amenaza rusa de vender el gas a 418 dólares supone "una presión económica sin precedentes", pues tal paso paralizaría la industria ucraniana y su sistema de gasoductos y conduciría al país a una "catástrofe ecológica y humanitaria".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento