El Gobierno intenta imponer restricciones a Madrid, pero Díaz Ayuso cuestiona su legalidad

  • Illa anuncia una orden ministerial para confinar la capital y nueve municipios madrileños.
  • El consejero madrileño de Sanidad cree que "no es válida jurídicamente" al no haberse adoptado por consenso.
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, preside por videoconferencia la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en Madrid (España), a 30 de septiembre de 2020.
Salvador Illa, durante la reunión del Consejo Interterritorial.
EP
Salvador Illa, durante la reunión del Consejo Interterritorial.
EP

El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que se celebró este miércoles finalizó sin unanimidad de las comunidades autónomas y el Gobierno central, pero de la reunión sí que salió un acuerdo: el de confinar ciudades de más de 100.000 habitantes con una incidencia de al menos 500 casos positivos de Covid-19 en los últimos 14 días.

Madrid, Galicia, Cataluña, Andalucía y Ceuta rechazaron el borrador del Ministerio de Sanidad, que contempla otras medidas como el cierre de parques infantiles, y Murcia se abstuvo. El resto de autonomías votaron a favor.

Pese a que instantes después del término del encuentro, que duró unas dos horas y media, había dudas sobre la aplicabilidad del acuerdo alcanzado al no haber sido por unanimidad, el ministro de Sanidad se encargó de esclarecerlas en una comparecencia.

¿Estás de acuerdo con las restricciones de movilidad para grandes ciudades y las excepciones propuestas por Sanidad?

Salvador Illa se congratuló de que los votos a favor de su propuesta se traducían en un respaldo del 70% del plenario del consejo y convertían la decisión en "colegiada", por lo que no cabía duda de su validez.

Así han votado las CC AA la propuesta de Sanidad.
Así han votado las CC AA la propuesta de Sanidad.
Carlos Gámez

Con los criterios del ministerio, son 10 las ciudades que han de confinarse, todas situadas en la Comunidad de Madrid. Se trata de la capital, Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Torrejón de Ardoz, Móstoles y Parla.

El ministro explicó que Sanidad va a plasmar los criterios en una orden ministerial que "en los próximos días" aparecerá en el Boletín Oficial del Estado y el Gobierno madrileño debe hacer una transposición del texto y publicarlo en su boletín autonómico para que sea válido. "La orden tiene que hacerse efectiva" y es de "obligado cumplimiento", aseveró Illa, que remarcó que no contempla otro escenario que no sea el acatamiento de Madrid.

En la Puerta del Sol, sede del Gobierno autonómico, el sentir al respecto era totalmente opuesto. "La decisión no ha sido tomada por consenso, como señala el artículo 14.1 del reglamento del Consejo Interterritorial cuando se van a tomar medidas de coordinación en salud pública", aseguró el consejero madrileño de Sanidad. "Jurídicamente la orden no es válida", zanjó.

En una comparecencia que se convocó de urgencia mientras Illa aún no había terminado de intervenir desde Moncloa, Enrique Ruiz Escudero no mencionó que recurriría la orden de Sanidad, pero sí advirtió sin ambages que si llega al BOE, la Abogacía General de la Comunidad determinará "las actuaciones a seguir".

El consejero censuró que en la reunión solo habían votado a favor de la propuesta "las comunidades del PSOE" y opinó que el Gobierno central había utilizado la Interterritorial "para imponer medidas que van en contra de la voluntad de muchos españoles".

La coordinación y sintonía que firmaron hace ahora diez días el presidente Sánchez con su homóloga Isabel Díaz Ayuso para "salvar vidas" volvió a quedar en entredicho este miércoles con este nuevo choque entre administraciones. "El Gobierno tiene prisa para intervenir Madrid, no para luchar contra el virus", llegó a decir Ruiz Escudero, que agregó que el Ejecutivo de Pedro Sánchez no les había mostrado "ni la más mínima intención de ayudar".

Los consejeros de otras comunidades también valoraron la reunión de este miércoles, con distintas sensibilidades y de forma menos severa que Madrid.

Cataluña

La consellera de Salud, Alba Vergés, justificó el rechazo a la propuesta del Gobierno porque las medidas que plantea son más laxas que las que ya aplica la Generalitat y eso podría generar "confusión" y falsa sensación de seguridad en la ciudadanía.

Vergés tachó la reunión de "circo" y reclamó a Madrid que sea "responsable" y adopte medidas contundentes para frenar la expansión de la pandemia. Por ese motivo, la consellera reclamó que se restrinja la movilidad en la región madrileña y pidió a los ciudadanos de Cataluña que limiten sus viajes a la capital tanto como sea posible.

Comunidad Valenciana

"Es importante que se tomen decisiones de manera coordinada entre todas las comunidades", destacó la consellera valenciana de Sanidad, Ana Barceló.

En la Comunidad Valenciana hay cuatro ciudades con más de 100.000 habitantes –Valencia, Alicante, Elche y Castellón– pero ninguna de ellas tiene o ha tenido, incluso en los peores momentos de la pandemia, una incidencia superior a 500 contagios.

Andalucía

El consejero andaluz de Sanidad, Jesús Aguirre, consideró "fundamental" adoptar "medidas consensuadas" para evitar la transmisión del virus, sin embargo, no se adhirió a la propuesta del ministerio porque, según especificó, los técnicos y expertos andaluces en Salud Pública rechazaban los criterios que contenía. 

"Las medidas tienen que nacer de los técnicos, no de los políticos, e incluir todos los posibles escenarios e indicadores para una respuesta efectiva y coordinada", aseguró Aguirre.

Otras CC AA

Aunque votó a favor de la propuesta de Sanidad, el Gobierno Vasco no quiso dejar pasar la oportunidad de hacer patente su "malestar" por las formas en las que se habían planteado las nuevas restricciones

Mostrar comentarios

Códigos Descuento