Obligan a una española a pasar una doble cuarentena en China tras dar positivo en anticuerpos por la Covid-19

  • Inés Suanzes, de 41 años, llegó el pasado 15 de septiembre a la ciudad de Xian (centro) desde Madrid.
  • Relata la impotencia que sufre al ver que no puede realizar su vida con normalidad pese a ser negativo en Covid.
Una mujer con mascarilla por el coronavirus pasa junto a un cartel en el que puede leerse "China 2020, luchando juntos contra la pandemia", en Shanghái, China.
Una mujer con mascarilla por el coronavirus pasa junto a un cartel en el que puede leerse "China 2020, luchando juntos contra la pandemia", en Shanghái, China.
ALEX PLAVEVSKI / EFE

Una ciudadana española, profesora en Pekín, que regresó hace dos semanas a China deberá hacer 28 días de cuarentena, el doble de lo habitual, tras dar positivo en anticuerpos de coronavirus en un análisis de sangre, informó hoy a Efe la propia afectada.

Inés Suanzes, de 41 años, llegó el pasado 15 de septiembre a la ciudad de Xian (centro) desde Madrid y, tras dar negativo en las pruebas de coronavirus, realizó la preceptiva y estricta cuarentena de 14 días en completo aislamiento en un hotel de esa ciudad asignado por las autoridades chinas.

El martes, Suanzes concluía su cuarentena por lo que le practicaron otra prueba de coronavirus y un análisis de anticuerpos en sangre.

En la primera de ellas dio negativo, pero la segunda fue positiva en anticuerpos por lo que no pudo coger su vuelo a Pekín y la condujeron a un hospital, donde le realizaron un escáner tomográfico, y nuevos análisis y pruebas.

Positivo en anticuerpos IGG: otros 14 días

Este miércoles le comunicaron los resultados que dieron negativo en anticuerpos IgM, los primeros en aparecer en torno a los siete días de contraer el virus que denotan la infección, pero positivo en IgG, que aparecen más tarde e indican que la enfermedad se ha superado.

Aún así, la prescripción médica del hospital de Xian estableció 14 días más de cuarentena en observación, que además tendrá que realizar en otro hotel, ya que el suyo concluía su período para ello.

"Me parece totalmente innecesario, si yo supiera que puedo contagiar a alguien sería la primera que querría estar aislada, pero está claro que no contagio", afirmó hoy la madrileña a Efe.

Suanzes está todavía intentando que las autoridades chinas le permitan hacer la cuarentena al menos en su casa de Pekín, una vez que considera que su tipo de anticuerpos no son contagiosos, sino que más bien la protegen de una nueva infección.

"Yo no he tenido ni un catarro, ningún síntoma desde febrero que llevaba en España, pero está claro que he pasado la enfermedad sin ser consciente de ello, totalmente asintomática", explicó.

Considera que la "única explicación lógica" es que los médicos chinos quieran estudiar los anticuerpos para analizar el comportamiento del virus en su variante existente en España y no entiende por qué no le permiten realizar el confinamiento en su casa.

Se trata de uno de los primeros casos, si no el primero, entre las personas que han regresado de España en los últimos meses que dan positivo en un test de anticuerpos.

"Impotencia absoluta"

"Estás en sus manos, es una sensación de impotencia absoluta, una total falta de libertad para poder decidir. Me frustra un montón, y estoy muy triste y cansada", relató la profesora.

Fuentes consulares españolas confirmaron a Efe que se trata de uno de los primeros casos y advirtieron del riesgo de que este tipo de situaciones pueda incrementarse, según vaya volviendo más gente de España residente en China.

Desde hace meses, Pekín obliga a todo aquel que llega de fuera, sea chino o extranjero -salvo personal diplomático- a realizar una estricta cuarentena hotelera de 14 días, en la que el viajero debe correr con los gastos de estancia y manutención.

Es una pieza clave de la lucha de China contra los casos importados para controlar la pandemia, cuando el país cumplió hoy 45 días sin contagios a nivel local.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento